Ruido en el Sistema

11 de Noviembre de 2014

Symantec decepciona al mercado con su débil facturación

592 Visitas

La firma de software Symantec, mejor conocida por distribuir el popular antivirus Norton, publicó esta semana resultados trimestrales en que las ventas cayeron 1,2% en términos anuales, cerrando el periodo en 1.617 millones de dólares, apenas por debajo de las estimaciones de los analistas.
La mayoría de los segmentos que cubre la compañía cerraron con cifras decepcionantes, encabezados por la división de Contenido, Suscripción y Mantenimiento, la cual se redujo 3,6%. La unidad de Seguridad para el Mercado de Consumidores se contrajo un 6% como consecuencia de la culminación de algunos contratos poco rentables con fabricantes originales de equipos (OEM) y la renegociación de ciertos canales de distribución. Recordemos que OEM hace referencia a fabricantes de PC’s o servidores que incluyen los productos de Symantec – en este caso – al cargar software en cada equipo que venden. El apartado de Seguridad Corporativa también se redujo 1% en la comparación anual, a medida que la compañía lucha por defender su participación de mercado ante el crecimiento de firmas como FireEye y Palo Alto Networks. Estas últimas poseen una muy buena valoración respecto a su capacidad de detener ataques informáticos.

Entretanto, segmentos como el de Licencias de software aumentó su facturación 24,6%, y la unidad de Administración de Información se incrementó otro 3% gracias a una mejora en la comercialización de respaldos de datos al sector empresarial. A pesar de ello, la facturación negativa en buena parte de las divisiones de la firma no pudo ser contrarrestada, ya que los mejores resultados de Symantec no se corresponden con los segmentos de mayor crecimiento en la industria. Se estima que el mercado en servicios como la consultoría, el outsourcing y las aplicaciones de seguridad para redes podrían recaudar 72.000 millones de dólares este año, superando lo recaudado el 2013 en 8%. Estos segmentos, sin embargo, no son dominantes en la firma, lo cual ejerce presión sobre el status de mayor fabricante de software de seguridad a nivel mundial y miembro de la vanguardia en provisión de software de almacenamiento de datos que aún hoy ostenta Symantec.

Las débiles ventas se tradujeron en ingresos netos ajustados de 297,1 millones de dólares, bastante menos que los 336,8 millones de dólares contabilizados el mismo periodo del año anterior. Esto no evitó que los beneficios ajustados vencieran las estimaciones de los profesionales en 6 centavos de dólar por BPA. La liquidez se redujo en el periodo en cuestión, alcanzando los 3.790 millones de dólares, una caída de más de 200 millones de dólares en secuencia. La deuda a largo plazo se mantiene anclada en torno a los 2.090 millones de dólares. Durante el trimestre Symantec se mostró muy activa en la recompra de acciones, adquiriendo 125 millones de dólares bajo una planificación que proyecta ejercer la compra de otros 408 millones de dólares adicionales. También en el trimestre fueron pagados dividendos por un monto de 104 millones de dólares.

La dirección ejecutiva de la firma reconoce que en tiempos recientes sus resultados no ha sido enteramente satisfactorios, condicionante que ha llevado a proyectar la división de la empresa en dos emprendimientos independientes, “emancipando” la división del almacenamiento de datos del resto de la compañía. La iniciativa sigue movimientos similares por parte de marcas reconocidas como EBay y HP, y en palabras de la presidencia de la empresa persigue simplificar el proceso de ventas, y reorientar más recursos a segmentos con fuerte potencial de crecimiento como los servicios de seguridad e identificación de amenazas.
No olvidemos que Symantec ha sufrido en los últimos tiempos el cambio de tendencias que ha llevado al mercado a demandar herramientas para repeler el hackeo, y protección para smartphones y tablets, dispositivos que sufren menos ataques que los ordenadores.
En todo caso, las orientaciones indican que la reestructuración de la compañía reducirá su plantilla en un 10% y representará un costo de entre 80 y 100 millones de dólares a ser repartidos en los próximos cinco trimestres.

Los analistas coinciden en que una vez reestructurada la empresa, Symantec podrá enfocar sus esfuerzos de mejor manera, destinando inversión a apartados como el de backup de datos al sector corporativo, administración de datos almacenados y el negocio de seguridad, divisiones que tienen la capacidad de impulsar el rendimiento de la firma a largo plazo. Dicha estrategia, de la mano con el programa de recompra de acciones serán las herramientas para preservar el valor de la empresa.
El futuro inmediato concibe una facturación muy similar a la obtenida en este periodo, con algunos profesionales financieros proyectando ventas de alrededor de 1.700 millones de dólares, un resultado supeditado al comportamiento del tipo de cambio. El cierre del año fiscal apunta a un rango entre 6.715 y 6.795 millones de dólares, en línea con los cálculos del mercado. Los retos a confrontar se concentran en la competitividad de la industria, en la cual participan actores importantes como Intel, Microsoft y Kaspersky.

 
Categorías: Q3-14 | Symantec