Ruido en el Sistema

26 de Febrero de 2016

Salesforce sigue sin mostrar rentabilidad, pero el resto de sus indicadores son realmente excepcionales

3025 Visitas

La empresa de software como servicio, Salesforce, se ha convertido en el rostro de la industria cloud gracias a sus sólidos fundamentales y su rápido crecimiento. Pero si algo le falta a la compañía es obtener rentabilidad en sus operaciones.

La firma especializada en distribución de software en la nube, Salesforce, difundió su reporte trimestral correspondiente al último cuarto del 2015 la tarde del miércoles, y sus números causaron tal sensación que la cotización de la firma se disparó más de 11% al cierre de las operaciones del jueves. Sin embargo una mirada más cercana al reporte de la firma pone de manifiesto algunos detalles preocupantes. El lado positivo del informe de la compañía incluye un aumento del 25% en la facturación, que alcanzó los 1.810 millones de dólares. A pesar de ello la empresa registró una pérdida de 25 millones de dólares, que se suma a los números rojos del segundo y tercer trimestre del 2015, con lo cual falló en su propósito de lograr un año fiscal rentable.

En esta ocasión todas las divisiones de la empresa incrementaron su recaudación en dos dígitos, encabezadas por la línea de Aplicaciones en la nube, que elevó sus ingresos un 43%, seguida de los Servicios en la nube y el Marketing en la nube, que contabilizaron un incremento del 30% cada una, y por último tenemos el negocio de Soluciones para ventas que creció un 12%. No obstante es imposible pasar por alto que todo este crecimiento se obtiene a un coste muy elevado. Según las últimas cifras, la firma reinvierte un 49% de su facturación en sus departamentos de ventas y marketing, para lograr atraer el suficiente volumen de contratos que haga posible sostener la tasa de crecimiento del 20% que esperan en Wall Street, objetivo que dicho sea de paso se extiende a lo largo de los próximos dos años. Otro factor que ha impactado la rentabilidad de Salesforce es el generoso programa de compensación con acciones que ofrece a sus empleados, el cual ha sido acusado de ser el culpable de los números rojos de los últimos cinco años.

Salesforce aumentó su orientación de ventas para el año fiscal en un 22%.

Salesforce aumentó su orientación de ventas para el año fiscal en un 22%.

Y verdaderamente no existe otra explicación para las pérdidas que sufre la empresa, ya que sus principales indicadores financieros muestran un avance excepcional. Así por ejemplo, el free cash flow de Salesforce se elevó un 50% durante el 2015, totalizando 1.300 millones de dólares. Asimismo el volumen de ventas diferidas de la compañía -aquellas que han sido contratadas pero no ingresan a los libros hasta que se recibe el pago- aumentaron un 28%, hasta los 3.300 millones de dólares. Además el margen operativo de Salesforce mejoró por séptimo trimestre consecutivo, y ya se ubica en un 12,1%.

Adicionalmente la empresa se jacta de firmar contratos por montantes cada vez mayores, y por ende no ha dudado un segundo en mencionar que cerró más de 600 acuerdos de 7 cifras en el trimestre, y cuando menos un contrato de 9 cifras. La directiva también ha señalado que el 72% de sus clientes poseen suscripciones para un solo producto, lo cual demuestra que existe un margen de crecimiento inmenso si se promocionan nuevos paquetes de software a los actuales abonados.

Esta tendencia marcadamente positiva del negocio ha permitido a Salesforce convertirse en el rostro del negocio cloud en Wall Street, y por ello a pesar de algunos tropiezos por parte de rivales como Tableau, que han generado dudas sobre las perspectivas de la nube, los analistas siempre han salido en defensa de la primera, alabando sus sólidos fundamentales. Evidentemente el crecimiento no será eterno, pues las estimaciones señalan que Salesforce crecerá a un ritmo cada vez menor cada año. Pero mientras los presagios negativos terminan por confirmarse, la firma se ha dado el lujo de incrementar su orientación de ventas para próximo año fiscal en un 22%, que se traduce en unos 8.120 millones de dólares -muy por encima de los 6.700 millones de dólares que recaudó en 2015-, si bien en lo que a beneficios respecta su proyección más optimista es alcanzar el punto muerto.

 
Categorías: Q4-15 | Salesforce