Ruido en el Sistema

25 de Agosto de 2015

Salesforce presenta resultados trimestrales sobresalientes, aunque sigue sin mostrar rentabilidad

1060 Visitas

Salesforce ha reportado un trimestre excepcional, en el cual fue capaz de incrementar sus ventas un 24%, al tiempo que reducía su pérdida por debajo del millón de dólares. Además, las ventas diferidas de la empresa también mostraron un crecimiento significativo, y ya acumulan un total de 3.030 millones de dólares.

“Nosotros creamos esta industria, somos los líderes en innovación, y un faro de luz para los clientes”. En estos términos describió la directiva de Salesforce los resultados que obtuvo la compañía durante el segundo trimestre del año, y aunque esto indudablemente es una muestra de arrogancia, no puede negarse que en la firma tienen muchas razones para sentirse satisfechos. Tomemos como referencia los beneficios reportados por la empresa, que en esta oportunidad contabilizaron una ligera pérdida de 852.000 dólares, lo cual representa una mejoría significativa respecto a los 61 millones de dólares que perdía hace un año. Las ventas, por su parte, registraron un crecimiento del 24% en términos anuales, alcanzando los 1.635 millones de dólares, y superando con facilidad las proyecciones de los analistas. Estos números fueron recibidos con agrado por parte del mercado, que premió a Salesforce con un alza del 2,1% en su cotización el pasado viernes 21 de Agosto, un día después de la publicación del informe financiero.

La buena facturación de la compañía fue presentada por la directiva como una señal de que su oferta en la nube está siendo objeto de una rápida adopción. La recaudación estuvo encabezada por la división de Suscripciones y Soporte, que ingresó un total de 1.521 millones de dólares, seguida por la unidad de Servicios Profesionales, que totalizó 113,4 millones de dólares en ventas. Ambos apartados registraron un crecimiento de dos dígitos. Asimismo, las ventas diferidas, el indicador por excelencia de los ingresos futuros de la firma, se incrementaron un 29%, lo cual se traduce en 3.030 millones de dólares.

Estas son muy buenas noticias para Salesforce, que aspira a cambiar su suerte y obtener un año fiscal con beneficios positivos por primera vez en más de cuatro años. Para conseguir este objetivo, la empresa necesita hacer que sus ingresos mantengan un flujo constante y relativamente predecible, pues en los últimos tres lustros la volatilidad de su facturación ha generado muchas dudas respecto a su modelo de negocios. Recordemos que Salesforce fue la compañía pionera en la oferta SaaS, que no es otra cosa que la distribución virtual del software y la comercialización del mismo bajo un esquema de suscripciones. Esta modalidad ha resultado bastante atractiva para los clientes, que de esta manera obtienen la versión más reciente del software a partir de un pago mensual bastante menor que el coste de una licencia común. No obstante, esta política impone a Salesforce la necesidad de retener a sus clientes durante un plazo bastante largo para obtener los mismos ingresos que conseguía al cobrar su software por adelantado. Por esta razón Salesforce destina alrededor de la mitad de sus ingresos a las operaciones de sus departamentos de ventas y marketing, en los cuales recae la responsabilidad de conseguir suficientes contratos para sustentar las finanzas de la empresa.

Analistas como John DiFucci, de Jefferies, han cuestionado esta estrategia al considerar que Salesforce gasta demasiado sin que esto signifique la captación de un mayor número de contratos. De hecho las estimaciones del analista demuestran que el porcentaje de contratos que se firman cada año ha estado contrayéndose un 3% anual desde 2013. La firma, en cambio, ha respondido a estos señalamientos asegurando que su negocio es tan robusto como para permitirle ser la primera empresa del segmento en vender 7.000 millones de dólares al año, si bien este objetivo tendrá que esperar hasta el año próximo, pues de momento sus estimaciones para el 2015 apenas superan los 6.660 millones de dólares en facturación.

Entretanto, la competencia asegura ser capaz de obtener ingresos superiores a los de Salesforce en base a sus operaciones en la nube. Esta afirmación ha sido planteada por gigantes de la industria como Oracle, Microsoft e IBM, los cuales valga aclarar, mantienen un catálogo de productos que trasciende las soluciones SaaS que caracterizan a Salesforce. Por esta razón, si comparamos solo el apartado SaaS no queda más que darle la razón a Salesforce cuando asegura estar vendiendo miles de millones en su negocio cloud, mientras que sus rivales solo venden millones.

 
Categorías: Q2-15 | Salesforce