Ruido en el Sistema

10 de Noviembre de 2015

Rackspace supera las expectativas del mercado; todos los ojos se centran en el potencial de su nueva línea

967 Visitas

Rackspace anunció la tarde de ayer que tanto sus ventas como sus beneficios superaron las expectativas del mercado. Pero la verdadera noticia que entusiasmo al mercado es el potencial que manifiesta el negocio ahora que se ha enfocado en ofrecer soporte para la nube pública de terceros. Aunque de momento estas son solo promesas en un horizonte lejano.

Algo ha cambiado en la percepción que el mercado tiene de Rackspace, pues durante el primer y segundo trimestre del año la presentación de un balance trimestral con números satisfactorios y una orientación ligeramente decepcionante bastó para que el activo perdiera 13,5% y 7,85%, respectivamente. En cambio, en esta ocasión la cotización de la firma ha dado un salto del 11,77%, en base a un reporte muy similar a los de la primera mitad del año. En cifras concretas Rackspace anunció un incremento del 10,7% en las ventas, que totalizaron 509 millones de dólares, mientras que los beneficios ajustados crecieron un 12% hasta los 177 millones de dólares. En ambas variables la compañía consiguió superar las expectativas del mercado.

Asimismo, la empresa confirmó que el próximo trimestre espera facturar entre 2% y 3% más que este periodo, pero solo después de descontar el efecto de la apreciación del dólar sobre sus ingresos. Todo esto nos indica que los resultados trimestrales de Rackspace no fueron en lo absoluto espectaculares, o por lo menos no como para inspirar un alza de dos dígitos en la cotización.

De hecho analistas como Shebly Seyrafi de FBN Securities, fueron muy críticos con la compañía, señalando que su negocio matriz -el almacenamiento de datos- está registrando un crecimiento muy lento. Seyrafi ha llegado a esta conclusión al observar que tanto el total de servidores con que cuenta la compañía, como el tamaño de la plantilla se incrementaron muy poco durante el periodo -7% en el caso de los servidores y 4% en la plantilla-, lo cual ha sido interpretado como una señal de que la firma está racionalizando su gasto para enfrentar tiempos difíciles.

No obstante, el analista podría estar pasando por alto que Rackspace ha decidido reorientar sus recursos para reducir su presencia en el segmento de almacenamiento en la nube, cediendo este mercado a competidores como Microsoft y Amazon con la esperanza de poder convertirse en el proveedor de soporte de las arquitecturas virtuales de estos gigantes. Dicha estrategia ha sido considerada muy riesgosa por algunos profesionales de Wall Street, que consideran que Rackspace se está posicionando en un sector del mercado con muy poco margen de ganancia. Algunos incluso mencionan que el negocio de consultoría como el que propone la empresa apenas si representa unos 100 millones de dólares en gasto al año.

Pero Rackspace ha hecho caso omiso a tales críticas y en base al renombre de su servicio de soporte ya ha conseguido contratos para administrar la plataforma Azure de Microsoft, la oferta de Adobe en la nube, y la plataforma AWS de Amazon. Esta última es particularmente importante, pues se estima que si Rackspace es capaz de atender entre 10% y 20% de los clientes de AWS, podría obtener ingresos mil millonarios tan solo en este contrato. Y esta es precisamente la clave para entender por qué los inversores se encuentran tan entusiasmados con la firma este trimestre, ya que se rumorea que Rackspace atrajo a una ristra de nuevos clientes este periodo, y la mayoría de ellos provienen de AWS y Azure. Aunque no todos son tan optimistas respecto al potencial de esta línea de negocios, pues según argumenta Richard Kugele, analista de Needham, no será hasta el año 2017 cuando el soporte a la nube de terceros sea un negocio maduro con el potencial de impactar positivamente el cash flow de la firma. Kugele asegura que en el ínterin, el único catalizador del activo será el programa de recompra de acciones, que todavía cuenta con 500 millones de dólares -la mitad del presupuesto inicial.

Y como el flujo de efectivo podría verse afectado temporalmente Rackspace debe tener mucho cuidado con su nivel de endeudamiento, que en esta oportunidad se incrementó desde los 47,2 millones de dólares hasta los 140 millones de dólares en apenas 12 meses. La directiva parece muy consciente de esta situación y por ello ha decidido reestructurar parte de su deuda antes de que la Fed anuncie el incremento de los tipos de interés de corto plazo, decisión que podría divulgarse el mes que viene. En conclusión, si bien Rackspace parece muy bien posicionado para capitalizar la necesidad de soporte que tiene la oferta en la nube pública de las grandes tecnológicas, por ahora estas son solo promesas en un horizonte lejano, y el negocio podría sufrir algunos altibajos en el camino.

 
Categorías: Q3-15 | Rackspace