Ruido en el Sistema

24 de Febrero de 2015

Priceline sorprende al mercado sin despeinarse.

517 Visitas

Priceline parece segura de poder retener el primer lugar en el mercado de soluciones de viaje. Sus números dan cuenta de que su exposición al mercado internacional es una ventaja y no un riesgo.

Priceline, el operador de servicios de viajes y reservas como Booking.com, KAYAK y OpenTable, sorprendió al mercado positivamente al presentar resultados trimestrales que superaron las estimaciones de los analistas tanto en beneficios como en ventas, con los primeros contabilizando 512,5 millones de dólares y la facturación cerrando el periodo en 1.850 millones de dólares. Ambas variables registraron sendos incrementos del 19% en términos anuales, apoyadas en buena medida por el aumento de las ventas en el mercado europeo.

Esto hace el resultado más sorprendente, pues hace apenas unos meses la firma proyectaba una desaceleración de sus ventas en Europa. Además, a sabiendas de que la firma obtiene el 90% de sus ingresos en el mercado internacional, todo indicaba que los beneficios serían presa fácil del fortalecimiento del dólar que tanto ha afectado a las empresas estadounidenses con operaciones transoceánicas. Sin embargo Priceline desmintió estos supuestos con hechos, y fue así como cosechó la recompensa de 8,5% de alza en su cotización.

Ahora, si repasamos los resultados por segmentos es posible encontrar otra sorpresa, pero esta vez no del todo positiva, y es que, la mayoría de las divisiones de la empresa presentaron contracción durante el trimestre. Esto es particularmente cierto para los principales negocios de la firma: la división de comercio o merchant, que ofrece reservas sobre opciones ya inventariadas (previamente contratadas por la empresa), y el negocio de agencia, que ofrece reservas sobre opciones no inventariadas. Así, ambas divisiones redujeron su facturación en 22% y 41,4% respecto al trimestre previo, aunque la caída es menor en la evolución anual donde el negocio de agencia de hecho crece un 23,1% y el de comercio es ligeramente negativo. La participación actual de estos negocios en las ventas se ubica actualmente en 26% para el de comercio y 67% para el de agencia.

Por su parte, si evaluamos unidades específicas de estos negocios encontramos que las reservas de noches de hotel y el alquiler de vehículos por días, crecieron 23,9% y 15,8% anual, y tan solo la reserva de billetes aéreos mostró un decrecimiento del 5,6%. Ello a pesar de que todas estas unidades cayeron entre 15% y 22,5% respecto al tercer trimestre del año, algo que ha sido atribuido por la firma a tendencias típicas de la temporada de verano donde el turismo es por supuesto más común y frecuente. Esto deja a las reservas totales un 16,7% al alza con relación al mismo trimestre de 2013, y 28% en todo el 2014, gracias a que las reservas internacionales han crecido dos dígitos durante el último año, compensando el crecimiento conservador de las reservas domésticas. Este comportamiento del mercado ha afectado también a las operaciones de la firma, dando cabida a un constante crecimiento del negocio de agencia que en esencia se nutre del mercado internacional.

Asimismo, el apartado denominado como “otras ventas” creció un impresionante 119,8% anual, lo cual hace lamentable que no existan más detalles sobre los elementos que componen esta división. Podría especularse que esta unidad incluye las ventas de negocios como OpenTable -aplicación para la reserva de mesas de restaurantes-, pero los reportes indican que el aporte de este producto no fue tan significativo como el trimestre pasado.

Esto nos lleva a discutir el tema de las adquisiciones, mecanismo por el cual OpenTable se sumó a la familia de productos de Priceline, y apartado que ha dado de que hablar en los últimos meses, pues existe una marcada tendencia a la consolidación de un oligopolio en la figura de los principales competidores: el propio Priceline y Expedia. Este último ha estado muy activo en la adquisición de marcas reconocidas que incluyen a Travelocity y Orbitz, lo cual ha encendido las alarmas en el mercado, ya que la iniciativa no ha encontrado respuesta de parte de Priceline.

Esta preocupación de los inversores ha sido atendida por Darren Huston, director ejecutivo de la firma, quien ha señalado que ambas compañías siguen estrategias de adquisición completamente opuestas. Así por ejemplo, mientras Expedia ha apostado por redoblar su presencia en mercados que ya domina, Huston señala que Priceline busca adquirir marcas que le den acceso a nuevos mercados o enriquezcan el portafolio de productos de la empresa. Como muestra de ello tenemos a Booking.com que le dio entrada a la firma al mercado europeo u OpenTable, que la introdujo al segmento de restaurantes. De momento, ni Priceline ni Expedia han conseguido sacar una ventaja comparativa de sus particulares estrategias, lo cual prevé que la rivalidad seguirá siendo fuerte y el ritmo de adquisiciones continuará alto en los próximos años.

En este contexto Priceline espera mantener su primacía en ventas en el segmento de soluciones de viajes gracias a su fuerte presencia en los mercados internacionales, segmento donde ha estado ampliando su inventario de hoteles y alternativas vacacionales. Luego, es evidente que Priceline apuesta por una política de expansión, desestimando los rumores que indican que la fluctuación cambiaria seguirá siendo negativa para las firmas norteamericanas. Con respecto al futuro inmediato, la firma espera aumentar el total de reservas brutas entre 2% y 9% anual, lo cual incrementaría las ventas entre 4% y 11%. La firma también ha anunciado que espera devolver algo de valor a sus accionistas a través de un plan de recompra de acciones que acumula 3.000 millones de dólares disponibles. Como es de suponer esto mejorará los números de beneficios por acción y posiblemente ayudará a la empresa a mantener su tradición de vencer las estimaciones de Wall Street con facilidad.

 
Categorías: Priceline | Q4-14