Ruido en el Sistema

20 de Enero de 2016

Por quinto trimestre consecutivo las ventas de AMD caen más de 20%

1778 Visitas

AMD ha reportado cifras para el olvido en su más reciente balance trimestral. El saldo negativo en el negocio, aunado a las merma en la facturación de todas sus divisiones, hace pensar que en lugar de analistas se debería convocar a un forense para interpretar los datos. La cosa no pinta nada bien para el fabricante de chips.

El 2015 fue un año para el olvido para el fabricante de procesadores AMD, que ayer confirmaba que se ha pasado los últimos doce meses completamente en rojo. De acuerdo con las cifras reportadas por la compañía, en el último trimestre del año pasado sufrió una pérdida neta de 102 millones de dólares -ubicándose en línea con las proyecciones del mercado. Por su parte las ventas registraron una contracción del 22,7%, para un total de 958 millones de dólares. Este constituye el 5 trimestre consecutivo en que la facturación de AMD cae más de 20%, y sin embargo este renglón fue ligeramente mejor de lo que esperaban los analistas. Sin embargo nada pudo evitar que la cotización de la firma registrara un batacazo del 7,69% el día de hoy.

Los problemas de AMD comienzan por supuesto en su división de procesadores para ordenadores y chips gráficos, línea que en esta ocasión recaudó un 29% menos que hace un año, si bien sus números fueron un poco mejores que los del trimestre pasado. La compañía quiso destacar que este apartado consiguió mejorar el precio promedio de ventas de los semis para notebooks, pero esta afirmación solo aplica si la comparación se realiza con el periodo previo. En cambio la realidad es que AMD sigue perdiendo terreno en materia de CPU’s frente a Intel, y en el ramo de GPU’s ante Nvidia, compañías que destinan un mayor volumen de fondos que la primera a I+D, y además tienden a renovar su catálogo de productos mucho más rápido.

De hecho AMD solo puede brindar promesas a los inversores, la última de las cuales es incrementar su facturación durante el 2016 y retomar la rentabilidad -en cifras no estandarizadas- durante el segundo semestre del año. Y si esta proposición les suena a déjà vu es porque Lisa Su, la directora ejecutiva de la empresa, ya hizo el mismo ofrecimiento cuando asumió las riendas del negocio. El saldo de aquella promesa fue magro crecimiento del 2,4% en las ventas y una pérdida neta de 215 millones de dólares en 2015. Además, de acuerdo con Timothy Green del sitio web Mootleyfool.com, AMD necesitará de Polaris y Zen, sus nuevas líneas de GPU y CPU, para cumplir con este objetivo, pero ambos lanzamientos están programados para el segundo semestre del 2016, con lo cual llegarán algo tarde a la fiesta. Tampoco resulta esperanzador que la empresa haya reportado una pérdida operativa de más de 180 millones de dólares en esta división este trimestre.

AMD ha confirmado que pasó los últimos doce meses completamente en rojo.

AMD ha confirmado que pasó los últimos doce meses completamente en rojo.

Para empeorar el asunto tenemos que en la división que engloba los procesadores para el segmento corporativo, los embebidos y los diseñados a medida, los ingresos se redujeron un 15,4% anual. En este apartado se esperaba una pequeña caída en vista de que la mayor parte de la recaudación corresponde a los semis a medida, como los que AMD fabrica para las videoconsolas de Sony y Microsoft. La merma en cuestión responde al arreglo que determina que los ingresos por royalties sobre las unidades vendidas serán cada vez menores con cada año de antigüedad del producto. No obstante el panorama parece algo más sombrío de lo que se avizoraba, pues AMD ha citado la reducción de los royalties como una de las razones por las cuales su facturación del próximo periodo caerá un 14% -más o menos 3%-, lo cual es más del doble de la contracción que estimaban en Wall Street.

La compañía también ha señalado que los problemas macroeconómicos que atraviesa China impactarán de manera negativa sus ventas totales. Esta posibilidad ya había sido adelantada a principios de año, cuando el todo poderoso Apple revisó a la baja sus proyecciones de ventas del iPhone alegando una baja en la demanda en dicho país asiático, y esta noticia tuvo repercusiones inmediatas en los fabricantes de componentes para sus dispositivos, categoría que incluye a AMD.

Y por si esto no fuera suficiente existe otro factor que empaña el futuro de AMD, y es el anuncio de que Amazon pronto presentará al mercado una línea de chips para servidores basada en la arquitectura ARM. Se dice igualmente que Qualcomm prepara una apuesta similar. Esto es un problema para la firma ya que hasta ahora poseía el monopolio de semis para data centers basados en los diseños de la marca inglesa, e incluso recientemente había lanzado su línea Seattle para cubrir este segmento, aunque es de mencionar que esta llega a los anaqueles con un año de retraso. Así las cosas, el aumento en la competencia en este apartado pone las cosas color de hormiga para AMD. Nada le sale bien a esta firma, que ni siquiera ha recibido una oferta de adquisición a pesar de los incesantes rumores al respecto.

 
Categorías: AMD | Q4-15