Ruido en el Sistema

19 de Febrero de 2016

Nvidia sale a la carga a conquistar nuevos mercados; sus números reivindican la política de diversificación

1538 Visitas

A diferencia de la mayoría de sus competidores en la industria de semis, Nvidia ha conseguido diversificarse para reducir se dependencia del mercado de PCs. Dicha estrategia hoy rinde sus frutos, y los inversores celebran la audacia de la firma.

Cerramos la semana analizando los resultados trimestrales de Nvidia que en la jornada de ayer obtuvo una ganancia del 8,60% en su cotización, en vista de que ha logrado romper con la maldición que afecta a los miembros de la industria de semiconductores. Nvidia informó al mercado que su facturación creció un 7,4%, alcanzando los 1.400 millones de dólares, mientras que sus beneficios registraron un incremento similar, para un total de 207 millones de dólares. Ambos indicadores acabaron por encima de las débiles expectativas de los analistas.

El sólido reporte presentado por la compañía es la prueba de que su modelo de negocios, cada vez menos dependiente del mercado de ordenadores, es una verdadera tabla de salvación en momentos en que la demanda global se muestra convulsa. No olvidemos que las ventas globales de PCs han caído desde que los consumidores decidieron migrar al uso de dispositivos móviles como las tablets y smartphones, segmentos que ahora mismo exhiben síntomas de saturación, afectando la recaudación de los fabricantes de componentes, incluyendo los chips.

No obstante Nvidia hace vida en una categoría especial de procesadores gráficos, la de gama alta, apartado que atrae un tipo especial de público que acostumbra a actualizar con frecuencia sus GPUs. Ello ha permitido a la compañía jactarse de que incluso en un entorno de baja demanda de equipos electrónicos un tercio de sus clientes han actualizado sus tarjetas gráficas. Esta tendencia se vio impulsada por el lanzamiento de nuevos títulos por parte de los fabricantes de videojuegos durante la temporada navideña, ya que los gamers constituyen el grueso del público objetivo de los procesadores gráficos de Nvidia. Fue así como la línea GeForce orientada a los videojuegos aumentó su facturación un 21%, ayudando a que la división de chips gráficos creciera un 10%.

Nvidia nos ha dejado una orientación muy atractiva para T1 2016.

Nvidia nos ha dejado una orientación muy atractiva para T1 2016.

Pero Nvidia cuenta además con otra herramienta en su instrumental, y esta es su estrategia de diversificación para cubrir segmentos de mercado emergentes. Esta política ha permitido a la empresa ganar renombre en la industria automotriz, donde es cada vez más popular incluir computadores a bordo de los coches bien sea con fines de entretenimiento o para potenciar opciones de autoconducción. Ello ha elevado la comercialización de semis de Nvidia en un 68% tan solo en el mercado automotriz, y es allí donde finalmente ha encontrado su nicho la línea Tegra, que hace seis meses atrás confrontaba problemas de colocación.

Otros apartados emergentes en los cuales Nvidia tiene puesta toda su fe son: 1) la realidad virtual, que ha generado mucho entusiasmo ante el próximo lanzamiento del terminal Rift de Oculus -propiedad de Facebook-, 2) la aceleración del rendimiento de los data centers y 3) la inteligencia artificial -y sus ramificaciones al Internet de las Cosas- (interconexión de equipos electrónicos). Dichas vertientes del negocio se encuentran por supuesto muy lejos de ser “dinero en el banco”, no obstante, constituyen oportunidades nada despreciables para que la firma se diferencie de rivales como Intel y AMD, que siguen indefectiblemente atados a la comercialización de ordenadores. Este escenario ha sido planteado por el mismísimo consejero delegado de Nvidia, Jen-Hsun Huang, que se ha mostrado bastante entusiasmado con la idea.

Lo mejor de todo es que mientras las apuestas de Nvidia se concretan, la compañía nos ha dejado con una orientación muy atractiva, en la cual destaca un incremento del 10% en la facturación del primer periodo del 2016 –unos 1.260 millones de dólares- y un alza de los márgenes hasta el 57,2%. Igualmente la firma tiene previsto entregar unos 1.000 millones de dólares a los accionistas a través del pago de dividendos y la recompra de acciones.

 
Categorías: Nvidia | Q4-15