Ruido en el Sistema

26 de Mayo de 2015

NetApp enfrenta problemas de ejecución que afectan seriamente a sus ventas

747 Visitas

NetApp ha fallado nuevamente frente a las expectativas del mercado en lo que a ventas se refiere. Además ha sufrido una contracción del 38% en sus beneficios. La facturación de productos -que representa el 59% de los ingresos- ha sufrido su peor caída en casi seis años.

La cotización de NetApp -el proveedor de hardware y software para almacenamiento de datos- sufrió un duro golpe el pasado 21 de Mayo, al caer más de 10% tras reportar una vez más un decepcionante informe de resultados trimestrales. La compañía ha fallado frente a las estimaciones de los analistas en siete de los últimos ocho trimestres, y esta vez además, ofreció una muy débil orientación a futuro, citando dificultades para comercializar nuevos productos como la nueva versión de su sistema operativo para almacenamiento Data ONTAP. Pero antes de entrar en detalles repasemos brevemente las cifras presentadas por la compañía, empezando por la facturación.

Así, durante el primer trimestre del año, NetApp registró una caída de 6,6% en sus ventas, que totalizaron 1.540 millones de dólares. La merma en la facturación estuvo encabezada por un desplome del 12,4% en las ventas de productos -los cuales representan el 59% de las ventas totales. Este segmento recaudó 913,4 millones de dólares, acusando el impacto de perder un 7% de los ingresos por negocios con fabricantes de equipos que incluyen los productos de NetApp. A esto debe sumarse una contracción del 9,8% en las ventas por Servicios Profesionales y Otros, que sin embargo, no impidió que los Servicios de Mantenimiento de Hardware -26% de las ventas- crecieran 5,6% hasta los 399,8 millones de dólares. Por su parte, la facturación por Mantenimiento de Software -15% de las ventas- se mantuvo plana en torno a los 227 millones de dólares.

Estos números se tradujeron en un descenso del 38% en los beneficios netos, que acabaron el periodo en 148,2 millones de dólares. Y son cifras como esta las que llevaron a Richard Kugele, analista de Needham, a considerar el reporte de resultados de NetApp como “uno de los peores anuncios que he escuchado en años”. Y aunque el señor Kugele ha sido el más locuaz respecto a esta opinión, ciertamente no está solo al pensarlo, pues el consenso del mercado es que se trata de la peor caída en las ventas de productos de la marca en casi seis años.

Para entender por qué se produjo este desplome es necesario recordar que la compañía ha lanzado una nueva tecnología denominada Clustered ONTAP, la cual es una actualización de su software de almacenamiento Data ONTAP. Este último es el producto estrella de NetApp, que lo cataloga como el sistema operativo de almacenamiento número uno -citando datos de investigación de mercado-, y la mejor herramienta para realizar la transición a almacenamiento en la nube. Pero, ¿de qué sirve realizar la transición a la nube si para ello debes adquirir nuevos equipos? Este, precisamente, es parte del problema con Clustered ONTAP, que en consecuencia ha encontrado una baja tasa de adopción de parte de los clientes. NetApp ha reaccionado a esta situación prometiendo más y mejores esfuerzos de ventas durante el primer semestre del año, lo cual incluye un fortalecimiento de los canales indirectos de comercialización, y por tanto espera cosechar los frutos de esta iniciativa hacia finales del 2015. Wall Street, en cambio, considera que este retraso en la ejecución deja abierta la puerta para que los competidores directos de la marca erosionen su participación de mercado.

Entretanto, la dirección ejecutiva de NetApp, en manos de Tom Georgens, no ha sido tímida a la hora de reconocer su insatisfacción con los resultados del trimestre y asegura estar tomando acciones concretas para retomar la senda del crecimiento. Entre estas acciones se cuenta la reducción de la plantilla de la firma en un 4% -alrededor de 500 personas-, lo cual implica gastos por reestructuración de entre 25 y 35 millones de dólares. Estos gastos se suman a los costes implícitos a la mejora del equipo y los canales de ventas, y por tanto, es de esperarse que los beneficios del próximo trimestre exhiban una reducción. Y además de los beneficios también caerá la facturación, que ya ha sido proyectada por la empresa en un rango entre los 1.275 y los 1.375 millones de dólares, ubicándose por debajo de las expectativas de los analistas.

En este sentido el panorama parece bastante oscuro para NetApp, que de momento solo cuenta entre sus fortalezas el buen recibimiento que ha encontrado su oferta de almacenamiento flash -segmento en el cual compite con Western Digital y Seagate-, alternativa que podría ganar penetración de mercado y compensar las pérdidas de otros productos. En todo caso la firma debe planear con mucho cuidado sus próximos pasos para evitar ceder su porción del mercado a rivales de peso como EMC y Hewlett-Packard. De hecho, algunos analistas ya comienzan a mencionar la posibilidad de una fusión con alguno de sus competidores como la mejor alternativa para NetApp.

 
Categorías: Netapp | Q1-15