Ruido en el Sistema

31 de Enero de 2016

Microsoft sigue recuperando la atención de Wall Street

1956 Visitas

Microsoft presentó unos resultados trimestrales que superaban,  según ciertas medidas contables, beneficios y ventas estimados por el mercado. Su negocio en la nube crece a un buen ritmo mientras que las ventas de Windows caen a un menor ratio que la industria del PC, y la estrategia en torno a Windows 10 está siendo un éxito.

La compañía que dirige Satya Natella sale del olvido de muchos inversores, que ven con renovada vitalidad el futuro para Microsoft.
A pesar de que sus ventas cayeron un 10% con respecto al año anterior, recaudando 25.690 millones de dólares en el último trimestre, superaba las estimaciones medias del mercado. El número posee una variación a tener en cuenta ya que, descontando los ingresos diferidos de Windows 10 (no olvidemos que este sistema operativo será gratuito para la mayoría de los usuarios hasta Julio de 2016), las ventas se hubieran cifrado en 23.800 millones.
Lo mismo ocurre con el montante de beneficios, cifrados en 5.000 millones de dólares al descontar el efecto Windows 10: esto representaría un 15% de reducción con respecto al año anterior. Sin embargo, al añadir ingresos diferidos, encontraríamos un crecimiento de 8%.
Las acciones subieron más de 5% tras finalizarse la presentación: a pesar de las caídas anuales, el mercado solo se fija en la evolución de la operación en la nube de Microsoft (los servicios de infraestructura propuestos a través de Azure, así como la versión en línea de Office). No cabe duda que los números en torno a esta división van a guiar la valoración de Microsoft durante los próximos trimestres. Y es a través de estas iniciativas que Microsoft ha subido un 26% en los últimos 12 meses, a pesar de la debacle que han sufrido los mercados durante el mes de Enero. Es el toque mágico del señor Natella, que ha visto como las acciones de la compañía subían nada menos que un 42% desde que tomó las riendas de la compañía. Varios analistas volvían a subir su precio objetivo, entre ellos Morgan Stanley, hasta 66 dólares de los 55 actuales. A pesar de un entorno macroeconómico inestable, un dólar demasiado fuerte y una industria del PC en continua contracción, existe una confianza férrea en la estrategia actual de Microsoft. La única duda que persistiría es la ‘canibalización’ de productos clásicos en torno a servidores por la nueva oferta en la nube.

Sin duda, la estrella de estos resultados (y de los resultados de los últimos trimestres) es la operación en la nube, que Microsoft ha reunido en una división bajo el nombre Intelligent Cloud. Esta división combina tanto los aplicaciones que Microsoft ofrece en línea (básicamente, Office365 -que ya cuenta con 20 millones de usuarios- y la aplicación de gestión de clientela, Dynamics CRM) como Azure (infraestructura web bajo los centros de datos de Microsoft) asi como su oferta de aplicaciones y sistemas operativos para servidores albergados por sus clientes. Satya Natella argumentaba que, aunque los productos para servidores no son un producto en la nube de por sí, las empresas están comprándolos en conjunción con Azure, concluyendo con ofertas intercambiables entre aplicaciones albergadas por Microsoft y albergadas en servidores locales. No solo Microsoft, sino otros actores como Hewltett-Packard están apostando en esta ‘nube hibrida’ como la versión dominante de infraestructura en el futuro cercano.
Esta apuesta por la nube tiene muy excitados a los inversores y especialistas: la división Intelligent Cloud recolecto 9.400 millones de dólares, comparado con 5.500 millones en el mismo trimestre de 2014, con la línea Azure creciendo un 140% anual. Microsoft no está dando datos sobre las ventas específicas de Azure, pero algunos analistas cifran sus ventas en 500 millones para este trimestre. Más allá del crecimiento, está la rentabilidad: los márgenes de este segmento están en torno al 40%, frente a un 16% para los productos del mundo Windows.

microsoft ceo

La estrategia de Satya Natella parece funcionar, y el mercado le ha recompensado generosamente

La dificultad para Microsoft se va a centrar en mantener esta rentabilidad a medida que se afianza la competencia con Amazon, que es lider en el segmento, cuya oferta AWS facturo 2.400 millones de dólares en el trimestre pasado, un crecimiento de 70% (la mitad de Azure, pero la operación es cinco veces mayor) con un 30% de margen. Y todos sabemos que Amazon no duda en tirar los precios por los suelos con tal de crecer su cuota de mercado. Aunque por ahora hay bastante espacio para los dos en este mercado, es de prever que una batalla se avecina. Aunque Microsoft no se va a quedar corto: después de haber perdido la oportunidad de ser alguien en el mundo de la informática móvil, va a luchar con uñas y dientes por mantener su relevancia en el sector cloud.

Y es que la apuesta móvil está perdida: los ingresos en torno a telefonía cayeron 49% en este pasado trimestre, y Microsoft mantiene una minúscula cuota de mercado en el mundo smartphone (un paupérrimo 1,6%), con un relativo éxito en el segmento de gama baja, centrado en países emergentes. Esto no es suficiente para que Microsoft pueda mantener a flote esta división.
Algunos rumores hablan de un modelo de su tablet Surface podría presentarse con un teléfono a finales de este año, aunque quizás la esperanza de un Microsoft móvil se centre en el software y los servicios, donde ha hecho un buen trabajo convirtiendo el popular Outlook para iOS.

Además de la resurrección a través de la nube, Microsoft tiene otro caballo ganador, este más inesperado: Windows 10. La estrategia ofreciendo gratuitamente este sistema operativo (para usuarios Windows 7 y 8.1) hasta Julio de este año ha dado sus frutos, y ya está instalado en 200 millones de computadoras, el doble del numero presentado en Septiembre.
Y más vale que sea un éxito, ya que las ventas de Windows cayeron 5% en este trimestre, aunque sea la mitad de la caída registrada en las ventas totales de PCs: Microsoft justificaba este resultado dada cierta actividad en los PCs para consumidores de gama alta. Un beneficio añadido a Windows 10 es el efecto en su motor de búsqueda, Bing, que está profundamente integrado en Windows 10. Las ventas de esta división se incrementaron un 21% de esta manera.
En la misma división donde registra sus ventas de Windows también añade las ventas de la tablet Surface, que subieron un 22% desde el año anterior, facturando 1.350 millones de dólares.
Y, por último, a esta división también se juntan las ventas de la consola Xbox, aunque Microsoft ya no se desvela los resultados por separado, solo el crecimiento en la red en torno a este producto, Xbox Live, que creció un 30%, hasta incluir 48 millones de usuarios globalmente. Otro servicio más de Microsoft centrado en la nube!

 
Categorías: Microsoft | Q4-15