Ruido en el Sistema

18 de Septiembre de 2015

Los beneficios de Adobe se incrementaron un 290% en el tercer trimestre del año

1746 Visitas

Adobe Systems ha presentado un informe de resultados trimestrales en el cual destaca el incremento del 290% que registraron los beneficios, sin olvidar el 21% de aumento en la facturación, todo esto gracias a la solidez que demuestra el nuevo modelo de comercialización de suscripciones al software en lugar de la tradicional venta de licencias.

La cotización de Adobe Systems, el fabricante de software como Photoshop y Acrobat Reader, cerró este viernes un 1,17% al alza en respuesta al informe financiero trimestral de la compañía, en el cual se reportó que tanto las ventas como los beneficios del periodo superaron las expectativas del mercado. En materia de facturación encontramos que la empresa recaudó un total de 1.220 millones de dólares, cifra que es un 21% mayor que la cota alcanzada hace un año. Por su parte los beneficios dieron la sorpresa, al registrar un crecimiento del 290%, contabilizando 174,5 millones de dólares a partir de un margen de ganancia del 84,3%.

Estos resultados fueron posibles gracias a la exitosa transformación que ha vivido el negocio, que ha pasado de distribuir software instalable a comercializar suscripciones de programas alojados en la nube. La rápida conversión a este nuevo modelo de distribución ha llevado a Adobe a obtener un 68% de sus ingresos por concepto de suscripciones, triplicando el porcentaje que facturó por esta vía durante el mismo periodo del 2014. Por el contrario, la facturación de productos cayó más de 20% este trimestre, y los servicios tan solo aportaron un 4% de las ventas totales.

En este sentido, dada la importancia que han tomado las suscripciones en el negocio de la compañía, las divisiones Creative Cloud y Document Cloud se han convertido en los apartados que más ingresos generan. El primero de ellos engloba la oferta de software de diseño como Photoshop, Illustrator e InDesign, y gracias a la popularidad de los mismos ya acumula un total de 5,3 millones de suscriptores, incluyendo los 684.000 nuevos abonados que atrajo este trimestre. Esta cifra fue una sorpresa muy positiva para los analistas, que en sus cálculos más optimistas proyectaban un máximo de 640.000 nuevos suscriptores en el periodo. El segundo, que ofrece software como eSign y Acrobat, logró incrementar en un 8,5% sus ingresos recurrentes, hasta los 357 millones de dólares. En conjunto, estas líneas recaudan el 63% de los ingresos totales de Adobe, y su crecimiento ha elevado la proyección de ventas recurrentes del apartado de medios digitales hasta los 2.650 millones de dólares. Un dato interesante es que ambas unidades se fusionarán a finales de este mes, cuando Bryan Lamkin asuma la dirección de sus operaciones en reemplazo de David Wadhwani, que renunció a la gerencia de medios digitales para asumir la dirección ejecutiva de una compañía que no fue identificada.

Entretanto, la división de Marketing Digital, cuyos ingresos representan el 33% de la facturación de Adobe, creció un sólido 12,5% gracias a un incremento en el número de soluciones vendidas y al aumento en el montante de los contratos. El resto de las líneas de negocios -LiveCycle, Conect y las impresiones- vendieron alrededor de 80 millones de dólares tras sufrir contracciones de entre 4% y 15% en su comercialización.

En términos generales estas cifras demuestran que Adobe, al haber completado en apenas 3 años la migración de sus operaciones a un modelo de negocios basado en la nube, ya ha conseguido estabilizar sus operaciones bajo este esquema y es capaz de producir ingresos y ganancias constantes y altamente predecibles. Un claro ejemplo de ello son sus reportes del primer y segundo trimestre del año, los cuales al ser comparados muestran una gran uniformidad en las cifras. Asimismo, en la orientación ofrecida por la compañía para el próximo periodo se lee que las ventas totalizarán un mínimo de 1.280 millones de dólares, montante muy similar al de este trimestre. No obstante, los analistas han manifestado su disconformidad con tales proyecciones pues además de estar por debajo de sus propias estimaciones, implican también una reducción en la proyección de las ventas totales para este año fiscal. Hace apenas unos meses Adobe afirmaba que cerraría el año fiscal 2015 con 4.850 millones de dólares facturados, pero ahora sus cálculos oscilan en un rango entre los 4.760 y los 4.810 millones de dólares. Esta revisión a la baja es la única mancha en el excelente reporte presentado por la firma.

 
Categorías: Adobe | Q3-15