Ruido en el Sistema

16 de Noviembre de 2015

Los analistas proyectan que Netflix podría incrementar sus beneficios casi 50%

1416 Visitas

Arrancamos la semana con números verdes, en vista de que los principales selectivos han roto con la tendencia negativa que mostraron la semana pasada y en este momento cotizan con más de 1% de ganancia. Tal es el caso del índice Nasdaq, que incrementó su capitalización un 1,15% hasta alcanzar los 4.984,62 puntos. Asimismo el índice de Ruido en el Sistema acabó la jornada con casi todos sus miembros en terreno positivo. El rally que registraron las acciones el día de hoy es en buena medida una sorpresa, pues se esperaba que tras el deplorable atentado terrorista que vivió la ciudad de París el pasado viernes, y que dejó el lamentable saldo de 129 víctimas fatales, los inversores serían bastante cautos en las operaciones de este lunes.

Ganadores – Netflix se recupera del derrumbe que vivió la semana pasada

Así como los selectivos han vuelto a cotizar en verde, también lo hace Netflix, que hoy ganó un 7,43%. La firma de streaming había estado cayendo desde el pasado jueves, cuando surgieron noticias de que Hulu estaría negociando la venta de una participación a Time Warner para recaudar nuevos fondos que le permitan competir en la industria. Ahora en cambio, la compañía se encuentra al alza gracias a los comentarios publicados en el sitio web Marketwatch.com, donde se asegura que los beneficios por acción de la empresa podrían incrementarse casi 50%. Atrás quedaron los señalamientos que dicen que el activo está sobrevaluado.

Seguidamente, con una ganancia del 4,42% está Lenovo, que no ha parado de subir desde que presentó sus resultados trimestrales también el día jueves. Esto puede parecer un tanto contradictorio, ya que de hecho Lenovo anunció su primera pérdida en más de 6 años. Sin embargo el mercado ha tomado como una señal positiva el que dicha pérdida se quedara por debajo de los 800 millones que proyectaban los analistas, y además han dado un voto de confianza a la compañía que está en medio del tortuoso proceso de integrar a la línea Motorola a sus operaciones.

En tercer lugar, con una subida del 4,37% tenemos a Blackberry, que ha exhibido un comportamiento volátil en los últimos días. Primero fue la tendencia positiva cuando su consejero delegado, John Chen, argumentó que sus acciones estaban siendo infravaloradas. Después vino una pequeña corrección, señal de que algunos inversores estaban cobrando sus ganancias. Ahora nuevamente la acción está al alza y todo gracias a los buenos comentarios que ha generado Priv, el primer móvil de la firma con sistema operativo Android. Aunque también ha ayudado que el director ejecutivo de T-Mobile señalara que ve a Blackberry haciendo lo correcto para rescatar su maltrecho negocio de hardware.

Netflix CEO Hastings

Perdedores – Las agencias de viaje reflejan las secuelas del terrorismo

Con relación a los perdedores, encontramos que Electronic Arts finalizó la jornada un 2,72% a la baja. No obstante los analistas coinciden en que existe poco de que preocuparse en lo que a esta firma respecta, dado que los fundamentales indican que el balance de la empresa está en mejores condiciones que el de rivales directos como Activision Blizzard. Y por si esto fuera poco, en Wall Street predomina el sentimiento de que los próximos lanzamientos de EA -incluyendo a Star Wars: Battlefront, el título más esperado del año- se traducirán en un muy buen flujo de ingresos tanto en el próximo trimestre como en 2016. No en vano en MKM Partners, Pipper Jaffray y Oppenheimer han revisado al alza su precio objetivo de la acción, que en promedio se ubica por encima de los 80 dólares.

Finalmente, y a pesar de que mencionamos que el mercado no se amilanó ante el terrorismo, sí que existen algunos segmentos que fueron golpeados por la tragedia parisina. Tal es el caso de las agencias de viajes en línea, lo cual queda reflejado en las caídas de 2,38% y 2,13% que registraron Priceline y Expedia. Esto se explica en el hecho de que los viajes a Europa podrían sufrir un declive temporal debido a la amenaza de nuevos atentados por parte del Estado Islámico. Dicho escenario mantiene en números rojos no solo a los intermediarios de viajes, sino también a aerolíneas como Air France y American Airlines, así como a cadenas de hoteles como la administrada por Accord SA.