Ruido en el Sistema

11 de Noviembre de 2014

Lenovo mantiene el primer lugar en ventas de PC’s y tablets, y se dispone a asaltar el mercado de smartphones.

314 Visitas

Malas noticias para Lenovo tras la publicación de sus resultados trimestrales, pues las ventas de la compañía se ubicaron un 7% por debajo de las estimaciones de los analistas, totalizando 10.500 millones de dólares, de nuevo un 7% de crecimiento respecto al 2013. La decepción del mercado con relación a los números publicados se hizo sentir en jornadas consecutivas, con la cotización de la acción perdiendo más de 5% tanto al cierre del día de los resultados, como a la mañana siguiente al reinicio de las operaciones. La causa del decepcionante resultado parece residir en las débiles ventas en los mercados estadounidense y chino.

En EE.UU. la facturación se mantuvo plana en la comparación interanual, representando 2.100 millones de dólares. Por su parte, los ingresos originados en China se contrajeron un 2% en términos anuales, hasta los 3.800 millones de dólares. El declive en el país asiático – el cual es de hecho el mercado doméstico de la firma- resultó en una caída del 29% en las ventas de segmentos distintos al de ordenadores, en momentos en que la compañía atraviesa una intensa competencia en la industria, lo cual ha degenerado recientemente en una guerra de precios. Así por ejemplo, la facturación de la marca en divisiones como la de smartphones, cayó un 5,6% respecto al mismo periodo del año anterior.

La historia en el segmento de PC’s es distinta, pues Lenovo domina el mercado en este apartado, con cifras que lo acreditan por sexto trimestre consecutivo como el mayor vendedor de PC’s del mundo, con una participación de mercado del 19,7%, más de dos puntos porcentuales por encima de la participación que alcanzaba en el mismo cuarto del 2013. Si a las cifras de ordenadores se suman los 3 millones de tablets despachadas en el trimestre, Lenovo se ubica también como el número uno en ventas mundiales de PC+Tablets, acaparando un 14,1% del mercado, gracias al incremento del 30,6% en la facturación de tablets este trimestre.

Los buenos números de estas divisiones han permitido que la firma incremente en 1% su margen bruto de beneficios, el cual cerró el periodo en 13,2%, superando las estimaciones de los profesionales. El ingreso neto en el trimestre creció hasta los 262 millones de dólares, un 19% más que el año anterior y apenas un par de millones de diferencia respecto a los cálculos de los analistas, divergencia fundamentalmente atribuible a manejos de ingeniería financiera. De igual manera, divisiones más pequeñas como las que abrigan el negocio en la nube y el segmento Ecosystem, muestran un crecimiento rápido y un aporte significativo a las ventas.

Resulta claro en este punto que los resultados presentados por la empresa dejan sensaciones mixtas en los inversores, y es que no resulta fácil diagnosticar si la contracción de las ventas – durante el trimestre – en el mercado chino es un fenómeno coyuntural o una nueva tendencia. Mientras tanto, el mercado alcista global recomienda paciencia, al señalar que la reciente adquisición de Motorola Mobility por parte de Lenovo puede ayudar a catapultar a la empresa hasta el tercer escalafón en el podio de fabricantes de teléfonos inteligentes, ranking cuyos lugares de honor son ocupados por Samsung y Apple. A ello se suma la compra de la división de servidores IBM x86, la cual también posiciona a la empresa en el tercer lugar en importancia en el segmento.

No obstante, tales adquisiciones deben ser analizadas con cautela, pues su inclusión en las finanzas de Lenovo puede lastrar el desempeño de las ventas, disparar los costos por concepto de amortizaciones, intereses e impuestos, además de elevar considerablemente la plantilla de la empresa, que pasaría a incluir 10.000 nuevos empleados, ubicados en su mayoría en países desarrollados – con los elevados salarios que ello implica -. Las estimaciones más pesimistas señalan que estos elementos, aunados a un incremento en el número de las acciones de la compañía, obligan a que la misma registre un declive en sus beneficios por acción de hasta dos dígitos tanto en el tercer cuarto del año 2015, como en el año fiscal 2015, condicionantes que quienes reclaman paciencia con la firma difícilmente puedan dejar de ponderar.

 
Categorías: Lenovo | Q3-14