Ruido en el Sistema

12 de Octubre de 2015

Las ventas y los beneficios de Infosys dan un salto, y sin embargo la acción cae más de 6%

1543 Visitas

Las acciones de Infosys cayeron más de 6% después de conocerse el contenido de su reporte financiero, pues este fue salpicado por la intempestiva renuncia del director financiero, y la revisión a la baja de la orientación de ventas para este año. Pero dado que la orientación ya había sido corregida algunos meses atrás, el fondo del informe debe ser leído en clave positiva, en vista de que las principales variables crecieron más de lo esperado.

Desde Bangalore hoy hemos recibido noticias agridulces sobre Infosys, firma dedicada a la consultoría de TI que ocupa el segundo lugar en exportaciones de software en la India, por detrás de Tata Consultancy. Los dirigidos por Vishal Sikka anunciaron este lunes que los beneficios de la compañía durante el tercer trimestre del año crecieron un 9,8%, hasta los 525 millones de dólares, venciendo cómodamente las estimaciones de los analistas, que proyectaban un incremento del 6% en dicha variable. Por su parte, la facturación de la empresa superó los 2.400 millones de dólares, lo cual es un 17% más de lo ingresado por Infosys en el mismo periodo del 2014. Sin embargo, estas excepcionales cifras fueron eclipsadas por un par de detalles que causaron un desplome del 6,63% en el valor de la acción.

El primero de estos detalles tiene que ver con la orientación de ventas de la compañía, que ahora proyecta que sus ingresos para este año fiscal crecerán entre 6,4% y 8,4%, lo cual está un punto porcentual por debajo de sus estimaciones previas. Esta información ha caído como un balde de agua fría en el mercado, que al parecer tiene una memoria muy mala, pues ya en primer reporte financiero de Infosys en el 2015 se había informado de esta revisión a la baja en las ventas totales. En aquella ocasión se alegó que la reducción en las proyecciones respondía a los cambios que atravesaba el negocio de TI, que enfrentaba una guerra de precios dada la poca diferenciación entre los productos de los distintos competidores. Para sobreponerse a esta situación Infosys decidió invertir en nuevas líneas de negocio, que van desde la inteligencia artificial hasta la automatización. La firma también se esforzó en mejorar su productividad por empleado, y ello la ayudó a presentar muy buenos números en el segundo trimestre del año. Pero ahora Infosys alega que la apreciación del dólar respecto a la rupia será un contratiempo lo suficientemente grande para que sus ventas totales no crezcan tanto como esperaba Wall Street.

infosys logo

Dado que en Ruido en el Sistema ya habíamos contabilizado esta corrección en la facturación total de la empresa, nuestra percepción de la misma continua siendo positiva. Ello se debe a que los últimos reportes indican que el gasto en TI de las instituciones financieras en los EE.UU. se está incrementando, al igual que en las industrias de manufactura y comercio al detal. Este aumento en el gasto está siendo capitalizado por Infosys a través de su oferta de minería de datos y otros servicios digitales, que ahora aportan entre el 28% y el 30% de las ventas de la firma. Esto nos demuestra que Infosys ha sido capaz de reformar su negocio para mantenerse al día con las últimas tendencias en la subcontratación de TI, tal y como ya había sido adelantado por el BNP Paribas, que espera un rendimiento extraordinario de la empresa entre 2016 y 2018. No en vano se estima que Infosys superará el rendimiento promedio de la industria de TI en la India el próximo año.

A pesar de ello los inversores han preferido enfocarse en la relativa debilidad que mostrarán las ventas de la compañía en el corto plazo, y además han tomado particularmente mal otra pequeña mancha en el reporte de Infosys, que no es otra que la repentina renuncia de su director financiero, Rajiv Bansal, que ha abandonado el cargo hoy mismo. Bansal fue el responsable de las finanzas de Infosys durante los últimos 16 años, y hoy se retira sin ofrecer ninguna explicación que contextualice su decisión. La firma tampoco ha ahondado en el tema, limitándose a comunicar que M.D. Ranganath ocupará la dirección financiera de ahora en adelante.

Para quitar un poco de hierro a este anuncio Infosys ha comunicado tres datos que en teoría deberían devolver la sonrisa a los accionistas: 1) el margen operativo de ganancia mejoró durante el periodo, 2) los mayores contratos de la compañía suman 983 millones de dólares -casi 400 millones más que el trimestre pasado- y, 3) se realizará el pago de un dividendo de 15 centavos de dólar por acción. Después de semejantes noticias en Ruido en el Sistema nos atrevemos a apostar que ya nadie recuerda el nombre del director financiero saliente.

 
Categorías: Infosys | Q3-15