Ruido en el Sistema

26 de Noviembre de 2015

Las ventas totales de HP se contraen 9%, en el que fue su último reporte como una sola empresa

1090 Visitas

Hewlett-Packard ha presentado su último reporte como un único negocio, pues en adelante HPI y HPE actuarán como entidades independientes. Lo curioso del balance es que ha echado por tierra las proyecciones del mercado, que esperaba ver brillar a la firma de ordenadores, e identificar algunas dificultades financieras en las operaciones de HPE. Pero una vez más la realidad pudo más que la ‘ficción’ (o las estimaciones).

En Ruido en el Sistema ponemos punto y final a la temporada de reportes del tercer trimestre haciendo un repaso del balance más confuso que se ha presentado este año. Nos referimos por supuesto a los resultados financieros de Hewlett-Packard, que a pesar de que dividió su negocio en dos compañías públicas a partir del 1ero de Noviembre, divulgó un balance que combina los números de ambas firmas, lo cual no facilita su lectura. En este sentido HP informó que las ventas de su conglomerado se contrajeron un 9% hasta los 26.700 millones de dólares. Adicionalmente, sus beneficios sufrieron una contracción del 12%. Sin embargo el mercado reaccionó a las cifras de cada compañía por separado, lo cual dejó a HPI -negocio de fabricación de ordenadores e impresoras-, un 13,63% a la baja , mientras que HPE -empresa que atiende al mercado corporativo- cerró el jueves con una ganancia del 2%.

Los números publicados por Hewlett-Packard fueron de hecho una sorpresa para el mercado, que en vista de que HPI mostraba flujos de efectivo muy superiores a su compañía hermana -gracias sobre todo al negocio de impresoras- había hecho que esta firma ganara un 17% en su capitalización durante el mes de Noviembre. Caso contrario al de HPE, que había perdido un 9% en lo que va de mes debido al temor de que los gastos de reestructuración del negocio erosionaran sus ingresos. Finalmente no se cumplió ninguno de los dos presagios.

El mayor revés lo vivió HPI, que vio como las ventas de sus ordenadores se redujeron un 12% -medido en número de unidades-, coronado por una caída del 14% en el total de impresoras vendidas, y del 10% en los consumibles para estas últimas. Esto se tradujo en 12.700 millones de dólares en facturación, que por increíble que parezca, fue suficiente para que la compañía elevara su penetración de mercado hasta el 19,7%. La explicación para ello es que todos los fabricantes de PCs e impresoras han estado sufriendo el cambio en el patrón de consumo de los usuarios, que ahora utilizan con más frecuencia los dispositivos móviles y almacenan en la nube lo que antes acostumbraban imprimir. Este último detalle ya ha traído problemas a competidores como Lexmar y Xerox, que han anunciado que están evaluando estrategias para reformar su portafolio. Probablemente la medida más racional en este entorno sea seguir los pasos del propio HPI, cuya directiva ha prometido recortar sus costes en unos 300 millones de dólares en los próximos tres años.

Entretanto, HPE reconoció que durante el tercer trimestre del año sus ingresos mermaron un 4%, superando por muy poco los 14.000 millones de dólares. La mayoría de las divisiones de esta empresa, que incluyen: almacenamiento en la nube, software y aplicaciones, terminaron en rojo. No obstante, las líneas de hardware, servidores y redes lograron incrementar su recaudación. Aunque evidentemente esto no es motivo para celebrar, razón por la cual Meg Whitman, que ahora está a cargo de la dirección ejecutiva de HPE, se ha fijado como objetivos: incrementar el free cash flow y el margen operativo de la compañía, sin olvidarse de aumentar la facturación, sobre todo en el apartado de servicios.

Otra variable en la que ambas firmas siguieron caminos opuestos fue en la orientación para el próximo periodo, pues mientras que HPI decepcionó a Wall Street con sus estimaciones, HPE se dio el lujo de reafirmar sus proyecciones -si bien estas no son del todo satisfactorias. En todo caso, el elemento más resaltante del reporte de Hewlett-Packard es que esta fue la última vez que presentó cifras unificadas de su negocio, ya que el próximo balance de estas compañías será como entidades independientes, lo cual complicará un poco hacer las comparaciones necesarias entre su rendimiento pasado y sus números más recientes.

 
Categorías: HP | Q3-15