Ruido en el Sistema

17 de Febrero de 2016

La transformación del negocio de Rackspace comienza a pasar factura a sus finanzas

2082 Visitas

Rackspace ha decidido ceder espacio a la competencia en el segmento cloud, al no poder sobrevivir a la guerra de precios que planteaban sus rivales. Ello ha llevado a la firma a idear un nuevo modelo de negocios, y es precisamente esta necesidad de transformar sus operaciones lo que ha pesado en el rendimiento financiero de la compañía.

Ayer por la tarde el mercado tuvo acceso al reporte trimestral de Rackspace, que hasta hace unos meses era mejor conocida por su plataforma de nube híbrida, pero que ante las presiones competitivas del segmento ha decidido migrar a un nuevo modelo de negocios. Esta reforma estructural le pasó factura a la firma, que si bien incrementó sus ventas un 10,6% hasta los 523 millones de dólares, no corrió la misma suerte en materia de beneficios, indicador que se contrajo un 13,2%. A pesar de ello la firma cerró las operaciones de este miércoles un 2,97% al alza ya que superó con facilidad las expectativas de los analistas en ambos renglones.

En Wall Street las firmas de análisis se han mostrado sumamente activas interpretando el balance de la compañía, y la mayoría coincide en que Rackspace se encuentra entrampada en su propia estrategia. La primera señal de esto es que la empresa ha visto ralentizarse su recaudación en la división de servicios alojados en la nube, que pasó de crecer un 30% en 2014 a un tercio de este porcentaje en 2015, según cálculos de la unidad de análisis de Stifel Nicolaus, que además estima que este factor también impactó las ventas totales de la firma en el año fiscal que terminó en Diciembre.

Lo peor del caso es que esta tendencia podría extenderse hasta el 2016, según se desprende del hecho de que Rackspace retiró de funcionamiento unos 2.400 servidores, frenando por primera vez en mucho tiempo el crecimiento de su capacidad instalada de almacenamiento. Esto confirma que en Rackspace están verdaderamente decididos a ceder el negocio cloud a rivales como Amazon y Microsoft, los cuales al contar con mayores recursos han implementado una guerra de precios que acabó por ahogar a la primera. Muestra de ello fue ver a Rackspace cotizar en los números rojos durante más de una semana a mediados de Enero, justo cuando Amazon informó de una reducción del 5% en el precio de sus servicios en la nube y Microsoft respondió con una rebaja del 17%.

Rackspace se encuentra entrampada en su propia estrategia.

Rackspace se encuentra entrampada en su propia estrategia.

Ante este panorama fue que Rackspace decidió tirar la toalla en la industria cloud, en la cual vale destacar que fue uno de los pioneros, para concentrarse en cambio en ofrecer servicios de soporte a sus antiguos competidores. Ello llevó a la empresa a negociar alianzas no solo con Amazon y Microsoft, sino también con otros nombres como Adobe y Red Hat, que a continuación han aceptado con entusiasmo la idea contratar la consultoría de TI de Rackspace. El problema con esta propuesta, de acuerdo con los expertos, es que el negocio en cuestión posee márgenes muy pequeños y además obliga a Rackspace a formar un ejército de especialistas en cada plataforma que atiende, lo cual no es nada barato y podría tomar mucho tiempo. Los más pesimistas indican que la consultoría en la nube es una oportunidad de unos magros 1.000 millones de dólares en total.

El lado positivo del asunto es que Rackspace ha conseguido reducir su inversión de capital al tener que mantener menos servidores, y ello ha ayudado a incrementar su free cash flow en un 35% en el trimestre -unos 204 millones de dólares. No obstante es innegable que la compañía necesitara más que mejorar su conteo de efectivo para recuperarse de la caída del 64% que acumula su activo en los últimos doce meses, misma que no ha logrado ser controlada por el programa de recompra de acciones de los de Windcrest, Texas, que en el cuarto periodo del 2015 gastaron más de 100 millones de dólares en adquirir un 4% de sus títulos en el mercado. Parte de este programa ha sido financiado con una emisión de 500 millones de dólares en deuda, la mitad del montante del plan de recompra.

Pero el detalle más importante de la presentación de Rackspace ha sido la orientación de ventas para el trimestre en curso, en la cual ha proyectado un máximo de 521 millones de dólares, que iterado para el año fiscal en vigencia da un total de 2.160 millones de dólares. Ambas cifras se ubican por debajo de lo que esperaban los analistas. En ello también se ven las consecuencias de estar en plena transformación del modelo de negocios.

 
Categorías: Q4-15 | Rackspace