Ruido en el Sistema

27 de Enero de 2016

La cotización de AMD sigue mostrando un comportamiento errático; lo único claro es la debilidad del negocio

1491 Visitas

Jornada catastrófica en la bolsa de valores, que ha vuelto a teñirse de rojo, el color predominante en los principales selectivos en lo que va del 2016. Este miércoles, la declaración de cierre de la reunión de política de la Fed alertó que siguen monitoreando el entorno macroeconómico global, dejando abierta la puerta a una nueva alza en los tipos de interés este año. Así la posición de la Reserva Federal comienza a alejarse de la de otros bancos centrales, como el BCE, que ya ha insinuado que extenderá su programa de estímulo económico próximamente. La timidez de la Fed a la hora de delinear sus planes dejó al Nasdaq perdiendo un 2,18%, para un total de 4.468,17 puntos de capitalización. A su vez el índice de Ruido en el Sistema tuvo un muy mal día con lo cual cerró en terreno negativo.

Perdedores – Apple acaba por los suelos por culpa del iPhone

Si de números rojos se trata, hoy nadie le gana a VMware -firma de virtualización-, que cayó un 9,82% al divulgar su balance financiero del último periodo del 2015. El reporte de VMware presentó de hecho muy buenos números, mostrando un crecimiento de dos dígitos tanto en las ventas como en beneficios. No obstante, la compañía presento muy malas perspectivas para el año que recién comienza, incluyendo números decepcionantes para sus ventas totales de este 2016, además de informar un recorte significativo en su plantilla que conlleva grandes gastos por reestructuración. En Ruido en el Sistema ya tenemos disponible un análisis completo de los resultados trimestrales de VMware.

Hoy tenemos de regreso entre los perdedores a Netflix, cuyo valor se contrajo un 6,83%. La firma inició su desplome ayer, cuando un informe de investigación de mercado demostró que Amazon la supera en número de suscriptores de streaming en los EE.UU. Este detalle complica todavía más las perspectivas de la empresa, que ya la tenía difícil según se puede interpretar de su más reciente balance trimestral. En términos generales, la única unidad de análisis que se muestra optimista respecto a Netflix es MKM Partners, que ha emitido una nota donde alaba el potencial del negocio, asegurando que tiene las herramientas para mantener su cotización al alza los próximos meses.

En tercer lugar tenemos a una compañía que rara vez está entre los mayores perdedores, se trata de Apple. La marca californiana de equipos electrónicos perdió un 6,55% de su valor al realizar lo impensable: presentar resultados trimestrales débiles. El todopoderoso Apple informó ayer que las ventas del iPhone -que aporta un 66% de sus ingresos- crecieron a su ritmo más lento desde su lanzamiento en 2007, y que la tendencia negativa se extenderá al próximo periodo cuando sus ventas podrían contraerse por primera vez desde 2003. Lo peor del caso es que el declive en la facturación superaría el 10%. En defensa de la compañía cabe acotar que está enfrentando comparaciones trimestrales complicadas, tras recaudar cifras impresionantes en 2015.

El mercado pierde la confianza en AMD.

El mercado pierde la confianza en AMD.

Ganadores – Texas Instruments salva el pellejo con los chips analógicos

Del lado positivo de nuestro índice encontramos a AMD, que hace una semana que cambia de bando entre ganadores y perdedores todos los días. Y si hoy el activo escapó a las pérdidas generalizadas, subiendo un 2,90%, no ha sido precisamente por la presencia de buenas noticias, ya que sobre la compañía se dice incluso que podría caer en quiebra para el 2020. La poca fe de los analistas con esta firma tiene que ver con su incapacidad para competir con Intel y Nvidia, que hace mucho que la desplazaron en todos los segmentos de la industria de semis y ahora se concentran en robarle penetración de mercado.

Y con respecto a los fabricantes de procesadores, hoy tenemos un comentario sobre Texas Instruments, que a pesar de que perdió un 0,06%, evitó adentrarse en terreno negativo gracias a las expectativas de Wall Street con relación a su reporte de resultados. El informe, que fue presentado después de cerradas las operaciones demuestra que la empresa hizo lo correcto al concentrar sus esfuerzos en la fabricación de chips analógicos, que parecen ser el único apartado en el negocio de procesadores que no atraviesa un bache ahora mismo. En breve tendremos disponibles detalles adicionales sobre los resultados trimestrales de Texas Instruments.

Ponemos punto y final hablando de SAP SE, firma alemana que ofrece soluciones de software corporativo. La empresa se une al grupo de ganadores a pesar de registrar un tropiezo del 0,06%, al igual que Texas Instruments. Hace menos de una semana informamos del balance del cuarto trimestre de 2015 de esta compañía, en el cual queda confirmado que su proyecto de transformarse en un negocio cloud está afectando sus finanzas. Lo más difícil de digerir en el reporte es la afirmación de que la transición se extenderá cuando menos hasta 2018.