Ruido en el Sistema

26 de Febrero de 2016

HP Inc. cumple con las expectativas del mercado a pesar de que la demanda global de sus equipos sigue cayendo

3535 Visitas

HP Inc ha presentado por primera vez resultados trimestrales de sus operaciones desde que se escindió de Hewlett-Packard. En el reporte la firma ha demostrado que las ventas globales de ordenadores e impresoras no viven su mejor momento, y sin embargo esto no impidió que alcanzara a cubrir las expectativas de los analistas.

HP Inc., la porción de la antigua Hewlett-Packard que se dedica a la fabricación de ordenadores e impresoras presentó sus resultados trimestrales la tarde de ayer, y en respuesta el mercado la ha castigado con una pérdida del 4,44% este jueves, debido a que el informe demuestra que a duras penas la firma consiguió cubrir las expectativas de los analistas. Un ejemplo de ello son las ventas del negocio, que cayeron un 12% hasta los 12.250 millones de dólares. Por su parte los beneficios de las operaciones continuadas declinaron un 16% para un total de 592 millones de dólares.

Este es el primer reporte de la compañía desde que fue escindida de Hewlett-Packard y por tanto resulta complicado comparar sus números actuales con su rendimiento del año pasado, pero si algo resulta claro en el informe es que la demanda de los productos de HP no atraviesa su mejor momento. La facturación en la división de ordenadores se contrajo un 13%, reflejando una caída en la comercialización de ordenadores de sobremesa y notebooks. A pesar de ello el negocio aportó el 62% de los ingresos del trimestre, aunque su rentabilidad apenas representa un cuarto de los beneficios totales de la firma. Entretanto la línea de impresoras y consumibles recaudó un 17% menos que hace un año, pero ello no impidió que proporcionara el 77% de las ganancias que contabilizó la compañía.

El bajón en las ventas de ordenadores es una tendencia de larga data en el mercado; los últimos datos indican que la tendencia global fue una contracción del 10,6% en el 2015. No obstante HP consiguió defender su penetración de mercado, lo cual le valió conservar el segundo lugar en ventas a nivel mundial, muy cerca de Lenovo que se mantiene a la cabeza de la industria. En cambio el negocio de impresoras ha sido golpeado un poco más fuerte de lo esperado por la creciente popularidad del almacenamiento en la nube, que ha hecho cada vez menos común que los consumidores impriman sus documentos. Además, tal y como alertamos en el segundo trimestre del año pasado, la apreciación del dólar ha hecho menos competitiva a HP en los mercados internacionales, que en consecuencia ha perdido terreno a manos de marcas japonesas.

HP-Logo-HQ2

De acuerdo con Brent Bracelin, analista de Pacific Crest, la erosión que están sufriendo las ventas de la unidad de impresoras serán el principal motivo por el cual los beneficios de HP permanecerán deprimidos el resto del año. De hecho la directiva, por intermedio de su consejero delegado Dion Weisler, proyectó que no será hasta el 2017 que el negocio de impresión se estabilice, y ello tan solo si HP consigue ingresar a un par de nuevos segmentos: el de impresión en 3D, y el de máquinas para imprimir formatos grandes como el de los anuncios publicitarios.

Respecto a la división de PCs, la firma ha delineado una estrategia similar, planteando una migración desde los productos con bajo margen de ganancia hacia dispositivos más lucrativos como los terminales para el sector empresarial, y tecnologías emergentes como la realidad virtual. Además de incluir apuestas arriesgadas como un smartphone que puede convertirse en un ordenador si se le conecta a periféricos como un teclado y un monitor.

Dado que estas propuestas no representan ni mucho menos dinero seguro, la empresa ha decidido acelerar su programa de recorte de gastos, con lo cual ha confirmado que espera reducir su plantilla en unas 3.000 plazas de trabajo este mismo año, en lugar del lapso de tres años que había planteado anteriormente. Por otro lado, si la firma desea conservar a los inversores interesados en su acción tendrá que asegurarse de seguir generando efectivo a un ritmo muy alto, ya que esta será la única manera en que podrá sostener el pago de un jugoso dividendo, que es una de las principales razones por las cuales los accionistas mantiene este activo en sus portafolios.

Entretanto HP ha dejado a Wall Street con un mal sabor de boca al ofrecer una orientación de beneficios que solo en el mejor de los casos alcanzará a cumplir las expectativas de los analistas, al tiempo que ha evitado presentar estimaciones de sus ventas, lo cual no hace más que alimentar el temor del mercado a que su facturación no levante cabeza.

 
Categorías: HP | Q4-15