Ruido en el Sistema

28 de Mayo de 2015

En Workday las ventas y los gastos crecen por igual, haciendo inevitables las pérdidas.

619 Visitas

Workday registró un incremento récord en sus ventas, convirtiéndose en la empresa de más rápido crecimiento en el segmento de software administrativo, por delante de Oracle y SAP. Pero sus gastos crecieron a un ritmo desmesurado, erosionando por completo sus potenciales beneficios.

Workday, el fabricante de software para administración del recurso humano, presentó el pasado martes los resultados financieros correspondientes al primer trimestre del año. El reporte de la compañía indica que la facturación del periodo creció un impresionante 57%, hasta los 251 millones de dólares, gracias a un incremento del 63% en las ventas por suscripciones. Estás ultimas proporcionan el 80% de los ingresos de la compañía.

Con estos números, la firma ha superado con comodidad las estimaciones de los analistas, y además ha despuntado como la empresa de más rápido crecimiento en el segmento, pues sus rivales directos: Oracle y SAP, oscilan entre la contracción en la facturación y un 4% de incremento. Sin embargo, esto no fue suficiente para evitar que Workday incurriera en una pérdida de 61,6 millones de dólares, lo cual es 4 veces mayor que la pérdida que proyectaba Wall Street. Además la compañía ha ofrecido una orientación a futuro apenas en línea con el total esperado por los analistas. Por tal motivo las acciones de Workday se desplomaban un 11,34% el día de ayer, reflejando la poca paciencia del mercado con resultados tan decepcionantes.

Sobre este particular, Samad Samana -analista de FBR Capital Markets-, ha comentado que el consenso indicaba que “las perspectivas generales del trimestre proyectaban vencer las estimaciones y revisar al alza la orientación, y la firma se quedó corta ante esto”. La respuesta oficial de la compañía, expresada por medio de Mark Peek -director financiero de la misma-, ha sido que durante el trimestre Workday registró un récord en ventas y el flujo de efectivo estuvo en línea con el promedio de los últimos doce meses. Por supuesto, estas son solo excusas para ocultar que la firma fue incapaz de controlar sus gastos, y consiguientemente la pérdida reportada fue una herida autoinflingida.

En cifras concretas, los costes totales del periodo se elevaron un 43,7% hasta los 304,4 millones de dólares, la mayor parte de los cuales son atribuibles a gastos operativos de los departamentos de ventas y marketing. Estas unidades incrementaron sus costes un 39% en conjunto. Semejante sangría opacó por completo no solo al mayor volumen de ventas, sino también al récord en captación de nuevos clientes, según fue referido por Aneel Bhusri, director ejecutivo de la empresa.

Otra novedad destacada por el señor Bhusri ha sido el lanzamiento de nuevos productos de la marca, que incluyen a Workday Talent Insights y la introducción de Workday Payroll al Reino Unido. El primero de ellos se trata de un software que emite alertas cuando el sistema detecta señales de que un empleado de “alto rendimiento” podría dejar la compañía, o cuando se identifican fallas en el plan de reclutamiento que ejercen un impacto en el rendimiento del negocio, entre otras funcionalidades. El segundo forma parte del sistema de administración de nómina y seguro médico empresarial alojado en la nube, una oferta que actualmente tiene presencia en 85 países. De estos productos se espera que ayuden a incrementar el volumen de ventas diferidas que contabiliza la firma, el cual de momento alcanza los 653,4 millones de dólares, tras lograr un crecimiento del 41% en el trimestre. Aunque esta oferta mejorada no servirá de nada si la empresa no logra controlar sus gastos en los próximos meses.

 
Categorías: Q1-15 | Workday