Ruido en el Sistema

07 de Febrero de 2016

¿El principio del fin para Linkedin?

2082 Visitas

Los resultados trimestrales de Linkedin fueron positivos y sin embargo la acción perdió poco menos de la mitad de su valor en las 24 horas siguientes de presentar dichos resultados. Más que los números presentes, las estimaciones de los futuros crearon dudas, casi apocalípticas, sobre el futuro de la red social

Con una caída de más de 30% en ‘after-hours’, y un 45% en total, Linkedin, una red social centrada en el mundo laboral y corporativo, perdió 11.000 millones de dólares en capitalización tras presentar sus resultados trimestrales. Esto representa el valor total de Twitter y, para los accionistas de la red social de trabajadores, supone la evaporación de 4 años de ganancias bursátiles. Y eso a pesar de que Linkedin haya multiplicado por 10 sus ventas desde 2010.
Las razones para esta caída descomunal -y, quizás, exagerada- se centran en la incapacidad de Linkedin de obtener un beneficio (lo cual ya había provocado un traspiés en la cotización al presentar resultados el verano pasado) y una deceleración de ventas para el 2016, muy por debajo del 34% conseguido en este trimestre, en que consiguió 861 millones dólares, por encima de las estimaciones de los analistas a pesar del entusiasmo con el que el mercado anticipaba estos resultados.

Una perdida trimestral de 8,4 millones de dólares era inesperada, tras insinuar el pasado trimestre que habría sorpresas positivas en el campo de la rentabilidad en esta ocasion, pero el jarro de agua fría llego con las estimaciones de ventas para este año: 820 millones de dólares en ventas para este trimestre, frente a los 867 esperados, y casi 300 millones menos en ventas anuales, para quedarse en 3.600 millones. Los beneficios trimestrales y anuales para los próximos periodos también mostraban una reducción, en torno al 30%.
Si bien las perdidas actuales se justificaban con mayores costes en el desarrollo de nuevos productos y la expansión de su plantilla en ventas y su aplicación móvil (esta última ya había sido excusa el trimestre pasado), la deceleración en ventas, en particular en torno a Talent Solutions, que ofrece herramientas utilizadas por los Recursos Humanos de la empresas para encontrar nuevos trabajadores. Esta división vio su crecimiento estimado sesgado de un tercio, hasta 20%, y representa el 60% de los ingresos de Linkedin. Ahí está el gran miedo de los inversores: si el principal motor de Linkedin se está ralentizando y todavía no ha conseguido ser rentable, ¿qué futuro le espera Linkedin? Más aun dado que los costes no van a dejar de subir, ya que la red social se ve obligada a contratar cada vez más personal de ventas para mantener su crecimiento, ya que las herramientas ‘autoservicio’ no generarán ni un 10% de crecimiento en 2016 . Linkedin se justificaba aludiendo al pesimismo con respecto al entorno macroeconómico actual, así como un dólar fuerte de reduciría en un 2% sus ventas.

El crecimiento de Linkedin se ralentiza para 2016, creando panico entre sus accionistas

El crecimiento de Linkedin se ralentiza para 2016, creando pánico entre sus accionistas

Por otro lado, retirando 50 millones de dólares en ventas estimadas para los próximos trimestres, Linkedin decidió abandonar su producto Lead Accelerator, una herramienta publicitaria que obtuvo a través de la compra de Bizo en 2014, por 175 millones de dólares. Linkedin reconocía que esta aplicación no ofrecía beneficios suplementarios a su oferta actual, además de necesitar demasiados recursos para establecerse a gran escala. Ciertos analistas, como Pacific Crest, redujeron su precio objetivo de más de un tercio, alegando que el abandono de Bizo era un error gigantesco, dejando al cansado crecimiento de Talent Solutions como único motor. Otros analistas añadían que el resto de las herramientas publicitarias existentes en Linkedin son demasiados volátiles para garantizar un crecimiento estable en este sentido. Sobre lynda.com, el portal de servicios educativos que adquirió la primavera pasada, se comentó muy poco, quizás porque la rentabilidad de este negocio ya ha sido cuestionada a lo largo de los últimos meses.

Nadie niega el papel creciente que Linkedin juega en Internet. Como documentábamos hace unas semanas, Linkedin, una mezcla de red social, agregador de noticias y proveedor de servicios corporativos en la nube, genera el 0,2% de todo el tráfico en la red y mantiene un monopolio en su campo. Pero casi parece hoy en día un modelo actualizado de aquellos negocios inviables que crearon y explotaron la burbuja ‘puntocom’ en el 2000. Hay que aprender del pasado si no se quiere ver relegado a ello, y la rentabilidad para Linkedin parece ahora su única manera de sobrevivir en el largo plazo.

 

 

 
Categorías: Linkedin | Q4-15