Ruido en el Sistema

24 de Abril de 2015

eBay y PayPal siguen caminos diferentes

578 Visitas

Por primera vez desde su adquisición en 2002 PayPal supera en ventas a eBay, en momentos en que el negocio de comercio electrónico muestra su primera contracción en seis años. El mercado vuelve a preguntarse si separarse de PayPal es la mejor decisión para la compañía.

Y nada, que eBay presenta resultados trimestrales y supera las expectativas de los analistas. Esto por supuesto deben ser buenas noticias. Pero entonces miras de cerca el reporte y te das cuenta de que ha sido gracias a los recortes en los gastos que la compañía ha logrado su buen rendimiento, y como de costumbre también con una pequeña ayuda de PayPal, su división de pagos electrónicos. En otras circunstancias estos factores no tendrían nada de particular, pero en esta ocasión la reducción de gastos se debe a la reestructuración previa a la escisión de PayPal, por tanto es un evento circunstancial en preparación para un cambio importante en el negocio. Veamos qué consecuencias tiene este acontecimiento.

Comencemos por repasar los beneficios de eBay que alcanzaron los 626 millones de dólares, total que en cifras ajustadas supera las estimaciones del mercado. Además es un buen cambio respecto al mismo trimestre del 2014, momento en que la compañía sufrió una pérdida de 2.330 millones de dólares al tener que hacer frente a una factura tributaria bastante elevada. Entretanto las ventas mostraron un crecimiento del 4% hasta los 4.450 millones de dólares, sorprendiendo positivamente a los analistas, que esperaban una facturación de 4.200 millones de dólares.

Hasta aquí todo bien, pero la cosa cambia si vemos las cifras por divisiones. Así, encontramos que el negocio de comercio electrónico de eBay se contrajo durante el trimestre un 4% hasta los 2.070 millones de dólares, mientras que la división de pagos incrementó su facturación un 14% hasta los 2.110 millones de dólares. De tal manera que por primera vez desde su adquisición en 2002, PayPal ha recaudado mayores ingresos que la división de subastas de eBay. Asimismo, el negocio comercial sufre su primera contracción en casi seis años. El momento no podía ser más inoportuno, pues desde que fue anunciada la escisión de PayPal los inversores se han estado preguntando si eBay podría seguir creciendo sin contar con el aporte de la solución de pago. Estas cifras parecen indicar que la respuesta es no.

Aunque está claro que existen atenuantes que afectaron el rendimiento del negocio de comercio electrónico de eBay. Para empezar, la firma ha tenido que confrontar cambios en el algoritmo del motor de búsquedas Google, los cuales han causado que los productos ofertados en el sitio web de subastas ya no se muestren en los resultados del gigante de internet. Nada que algunas modificaciones en la estrategia de optimización para buscadores no pueda resolver, o en última instancia una charla con Google para evaluar algún tipo de alianza. Pero también es necesario recordar que los cambios en el algoritmo de Google son una constante y no deberían tomar por sorpresa a una compañía de este calibre.
Ebay offices
Igualmente existen presiones competitivas en la figura de Amazon.com y otros emprendimientos emergentes. Esto ha segmentado el mercado en momentos en que eBay confronta una baja en su popularidad luego de sufrir una falla de seguridad que obligó a sus usuarios a cambiar sus contraseñas. En este contexto eBay ha estado creciendo más lento de lo que crece el mercado de comercio electrónico, y su volumen bruto de mercancías negociadas ha estado cayendo tanto a nivel global como en los mercados internacionales. Y con relación a los mercados internacionales, no debe olvidarse que el efecto negativo de las fluctuaciones cambiarias ha estado afectando a todas las firmas norteamericanas.

Casualidad o no, estos elementos se manifiestan justo cuando se confirma que PayPal será una compañía independiente a partir del tercer trimestre del año. Además se revelan detalles del acuerdo que demuestran que aunque eBay y la primera pactan no competir de forma directa los próximos 5 años, si pueden hacerlo de forma indirecta a través de alianzas estratégicas con otros competidores. Por tanto podría ocurrir que PayPal -que ahora mismo muestra un 18% de aumento en el volumen de transacciones que gestiona- decida potenciar su crecimiento ofreciendo sus servicios a Amazon.com o Alibaba, fortaleciendo a la competencia de eBay, precisamente cuando el negocio comercial de este atraviesa dificultades que limitan su posibilidad de crecer. La orientación de eBay indica que en el 2015 su negocio de comercio electrónico crecerá entre 0% y 5%.

PayPal en cambio parece mejor posicionado para enfrentar la competencia de servicios como Apple Pay y Google Wallet, simplemente porque su oferta presenta actualmente mayor penetración. Aunque si se desatara una oleada de inversión en el segmento, PayPal no estaría en capacidad de competir con los amplios recursos de estos últimos, o cuando menos no sin afectar sus márgenes de ganancia.

Por su parte eBay, que ya ha reducido su plantilla un 7% -al eliminar 2.400 empleos con miras a la escisión de PayPal-, proyecta hacerse más pequeña aún, pues el comentario es que su director ejecutivo, John Donahoe, está negociando la venta de eBay Enterprise, unidad dedicada a la consultoría sobre comercio electrónico. Esta división es un negocio rentable que durante el trimestre generó cerca de 300 millones de dólares, con lo cual parece haber un buen interés de otras firmas por adquirirla, pero por lo pronto no existe confirmación alguna. Lo que sí está confirmado es que los inversores activistas vuelven a salirse con la suya al lograr que el marido rico (eBay) se separe de la esposa joven y atractiva (PayPal). Aunque en este caso parece ser a PayPal a quién más le conviene el divorcio.

 
Categorías: Ebay | Q1-15