Ruido en el Sistema

26 de Febrero de 2016

Baidu supera las expectativas de ventas y beneficios, pero aun persisten las dudas sobre su plan de diversificación

3128 Visitas

El motor de búsquedas chino Baidu, sigue los pasos de su par estadounidense, Google, en lo que a diversificarse se refiere. Pero es precisamente este detalle el que preocupa a los analistas, que a pesar de ver cierto avance en los indicadores aun no están convencidos de que la apuesta acabe siendo rentable.

Las acciones de Baidu, el motor de búsquedas más popular de China cerraron este viernes con un alza del 9,85%, reflejando la alegría del mercado respecto a los resultados trimestrales de la empresa. En el balance contable de Baidu se puede leer que la facturación creció un 33% en su moneda local, para un aproximado de 2.880 millones de dólares, mientras que los beneficios avanzaron un 18% hasta los 3.815 millones de dólares. Ambos indicadores fueron ligeramente mejores de lo que estimaban los analistas.

Uno de los datos más interesantes del reporte es el crecimiento que la firma exhibe en el segmento móvil, apartado que generó el 56% de sus ingresos en el último trimestre del 2015. El volumen de búsquedas desde fuentes móviles se incrementó un 21% durante el periodo, y los usuarios del servicio de pagos electrónicos de Baidu se elevaron un 183% para un total de 53 millones de abonados. Sin embargo otras iniciativas de la compañía como su apuesta por desarrollar vehículos autoconducidos, o su oferta de “servicios de transacciones” -propuesta que busca interconectar a los comercios con los clientes a través de aplicaciones móviles- aun no rinden sus frutos. Esta última línea, de hecho, requiere tal inversión que ha causado un incremento de los gastos operativos de Baidu del 28%, si bien aun está muy lejos de alcanzarse la meta de inversión de 3.200 millones de dólares que tiene prevista la directiva para los próximos tres años.

La razón tras el gran número de negocios por los que apuesta Baidu responde al deseo de la compañía de anticiparse a la saturación de su actividad principal, la comercialización de publicidad digital, unidad que registró una contracción del 10,9% en el número de clientes en comparación con el tercer trimestre del 2015, aunque esto solo se debió a la escisión de la participación de la empresa en la agencia virtual de viajes Qunar. En todo caso Baidu ha hecho honor a los comentarios que la comparan con Google, siguiendo los pasos de esta en su intento por diversificarse haciendo uso de sus grandes recursos, estrategia que al igual que en el caso de Google ha causado que algunos indicadores financieros acaben deprimidos.

Baidu ya obtiene el 56% de sus ingresos a partir de su negocio móvil.

Baidu ya obtiene el 56% de sus ingresos a partir de su negocio móvil.

Quizás por ello ciertos especialistas recomiendan a Baidu que vuelva a emular a Google, pero esta vez para conformar un conglomerado que permita separar su división principal de las actividades que aun no son rentables. Según se rumorea esto liberaría el suficiente efectivo en el balance de la empresa como para intentar penetrar el mercado estadounidense.

También hay quien cree que la firma haría bien en desprenderse de iniciativas que generan perdidas, y por ello han celebrado la llegada de una oferta por Qiyi, el servicio de streaming en el cual Baidu posee más del 80% de las acciones. Curiosamente esta oferta, que alcanza un montante de 2.800 millones de dólares fue presentada por el director ejecutivo de Baidu, Robin Li, junto a otro miembro de la directiva. El hecho de que sea alguien “de la casa” quien haya ofrecido comprar Qiyi ha generado no pocas suspicacias, con lo cual es posible que el trato termine siendo rechazado luego de ser revisado por una comisión independiente.

Y así, entre dimes y diretes de Wall Street Baidu sigue su avance con paso firme en sus planes de copar el mercado chino con su nombre en todos y cada uno de los segmentos que se le pongan a tiro. Con un foco tan disperso es comprensible que la orientación de la empresa se quede algo corta respecto a los cálculos de los analistas. Este fue el caso para las proyecciones de ventas de Baidu, que ha previsto un crecimiento de entre 21% y 25,5% en su recaudación, lo cual indica un rango de entre 2.370 y 2.460 millones de dólares, cifra que no ha dejado a nadie contento.

 
Categorías: Baidu | Q4-15