Ruido en el Sistema

18 de Febrero de 2015

¿Baidu invierte en crecimiento futuro o tiene la fiebre del oro?

500 Visitas

Baidu invierte fuertemente en el segmento de internet móvil y ello tiene consecuencias negativas en sus márgenes de beneficios. Los inversores parecen cansarse de presenciar la erosión de las ganancias.

Desde China llegan noticias de Baidu, el motor de búsqueda por excelencia en el país asiático, firma que presentó sus resultados trimestrales hacia el final de la semana pasada. En esta oportunidad, el equivalente chino de Google, registró 2.300 millones de dólares en ventas, cifra que representa un 48% de incremento en términos anuales. Dicha facturación dio lugar a 515 millones de dólares en beneficios netos, lo cual es un 16% más que el mismo trimestre de 2013, pero es bastante menos que el 24% de crecimiento que proyectaba Wall Street. Algunos analistas ya comienzan a hablar de una tendencia en Baidu a mantener una amplia brecha entre el aumento de sus ventas y el de sus beneficios, como consecuencia del cuantioso plan de inversión de la compañía.

Esta inversión busca apuntalar la posición dominante de la empresa en el segmento de búsquedas de internet en dispositivos móviles. En el periodo que nos ocupa, la facturación del segmento móvil alcanzó el 42% del total de ventas de Baidu, manifestando un aumento del 6% desde el trimestre previo y sobrepasando por momentos el 50% durante el mes de diciembre. Además, el volumen de búsquedas desde teléfonos inteligentes superó las búsquedas originadas en ordenadores de sobremesa por primera vez en el segundo semestre de 2014.

A pesar de ello, Baidu aún intenta definir la estrategia adecuada para monetizar la división de búsquedas móviles. Esfuerzo que ha llevado a la compañía a incrementar significativamente sus gastos en I+D, inyectando este trimestre un 69% más de recursos a esta dirección que hace un año, y elevando también en un 89% los gastos administrativos. Al incrementarse los gastos existen por supuestos consecuencias sobre el margen de ganancias, y desde la dirección ejecutiva aseguran que estas presiones sobre los márgenes seguirán presentes en el futuro inmediato. Así, aunque dicha estrategia siga la senda correcta -al apostar fuerte en capitalizar el constante crecimiento del segmento de internet móvil-, Baidu no escapa a la dictadura de los rendimientos, pues los inversores comienzan a penalizar sus elevados gastos y beneficios conservadores.

Esta es la razón por la cual las acciones de Baidu perdían un 10% en operaciones after-hours tras el anuncio de sus resultados, y la perspectiva negativa podría mantenerse si la firma, fundada por Robin Li, no refuerza su discurso sobre la necesidad de invertir en el segmento móvil con alguna iniciativa que renueve el interés del mercado. Este panorama, sin embargo, representa para algunos analistas la oportunidad perfecta para hacerse con un buen número de acciones del gigante de internet a bajo precio, pues sus informes indican que Baidu no puede más que reforzar su dominancia en el gigantesco mercado chino.

En efecto, Baidu goza de un rol predominante en un mercado que restringe el acceso a posibles competidores de peso como Google. Esto le ha permitido ganar control sobre las compuertas de tráfico móvil, y capturar la actividad móvil en los apartados de búsquedas, mapas y distribución de aplicaciones, entre otras, a lo cual se suma el desarrollo de nuevos servicios basados en adquisiciones, como la oferta de una plataforma para conectar comerciantes locales con los consumidores. Para que esta predominancia se traduzca en ganancia, Baidu tendrá que ser más cuidadoso con sus gastos. Por lo pronto el mercado pone en duda la disposición de la firma a cumplir con este objetivo, pues todo lo que existe son anuncios de valor comercial incierto, como el de la creación de un centro de investigación sobre inteligencia artificial, que consumirá otros 300 millones de dólares del presupuesto.

Es así como la acumulación de gastos ha llevado a Baidu a proyectar desaceleración en el crecimiento de sus ventas, que aunque el último año han promediado un 50% de incremento, se prevé que inicien el 2015 con apenas 36% de alza, que se traducen en un máximo de 2.110 millones de dólares en facturación. El mercado por su parte espera ventas de alrededor de 2.200 millones de dólares. Luego, aunque Baidu no deja de ganar participación de mercado y retiene potencial de crecimiento, la competencia de firmas como Qihoo 360 y Sohu’s Sogou no deja de ser una amenaza.

 
Categorías: Baidu | Q4-14