Ruido en el Sistema

22 de Febrero de 2016

Applied Materials supera las proyecciones del mercado; la firma deja entrever una recuperación de la industria de semis

1668 Visitas

Applied Materials ha ofrecido un informe trimestral particularmente bueno, y además nos ha dejado una orientación excepcional, todo lo cual hace pensar que la industria de semiconductores se sacudirá su mal momento en los próximos meses.

El pasado jueves tuvimos acceso al reporte trimestral de Applied Materials, firma que se dedica a la fabricación de equipos industriales para el segmento tecnológico, especialmente los utilizados por los fabricantes de procesadores. Acto seguido, las acciones de la empresa registraron su mayor subida en casi dos años durante la jornada del viernes -un alza del 7,05%- en respuesta a la sorpresa positiva en las ventas, que a pesar de caer un 4,3% alcanzaron los 2.260 millones de dólares, que se traducen en beneficios por el orden de los 286 millones de dólares, cifra un tanto mejor de lo que proyectaban los analistas.

Evaluando el rendimiento por divisiones encontramos que los Sistemas de Silicio -equipos para la manufactura de chips-, que constituye la principal fuente de ingresos del negocio, registraron un volumen de órdenes 11% menor a lo contabilizado en el mismo trimestre del año previo, para un total de 1.280 millones de dólares. Esto se corresponde con el momento difícil que vive la industria de semis, que se mantiene estancada por la caída en la demanda global de ordenadores y otros dispositivos electrónicos. Sin embargo, la compañía ha dejado entrever que las cosas están a punto de cambiar en este apartado, pues si bien hace seis meses una reducción en el total de órdenes de Taiwan Semiconductors -que perdió un importante contrato con Apple- causó estragos en sus perspectivas, ahora, este mismo cliente se encuentra de vuelta con planes de renovar su capacidad instalada.

En Applied Materials esperan que otros fabricantes de procesadores sigan los pasos de Taiwan Semiconductors, realizando pedidos de su nueva línea de equipos para adaptar sus procesos a arquitecturas como la de 10 nanómetros, que aspira a formar parte del catálogo de productos de nombres como Intel. Asimismo, un aumento de la demanda de equipos por parte de las firmas chinas -país que busca desesperadamente fabricar sus propios chips- podría causar una reacción estratégica de sus competidores en occidente. Y no debemos olvidar que la tendencia en materia de procesadores apunta al desarrollo de chips tridimensionales -semis que cuentan con varias capas de circuitos- y para anticiparse a ello Applied Materials ha dispuesto incrementar en un 25% su inversión en dicha tecnología.

Applied Materials sorprende a Wall Street a pesar de la contracción en sus ventas.

Applied Materials sorprende a Wall Street a pesar de la contracción en sus ventas.

Y si la demanda de equipos mejora también lo hará la demanda de mantenimiento de los mismos, unidad que en esta ocasión recaudó un 12% más que hace un año, contabilizando 773 millones de dólares en ingresos. El resto de la facturación de la empresa corresponde a la división Display, que elabora equipos para la fabricación de pantallas para smartphones, televisores y otros dispositivos. Este apartado ingresó 183 millones de dólares, un 71% más que en 2015, si bien es evidente que continúa siendo una línea marginal en lo que a ventas se refiere.

A la luz del informe financiero de Applied Materials, los analistas han expresado posiciones encontradas. En este sentido, Tammy Qiu, de Berenberg, ha revisado al alza sus estimaciones de ventas al argumentar que un aumento en el gasto de Taiwan Semiconductors es justo lo que necesita la compañía. Por su parte en Goldman Sachs han resaltado la disciplina que ha mostrado la firma para controlar sus gastos operativos. Entretanto, el Credit Suisse ha mencionado que espera que la facturación de la división Display crezca más de 10%, en vista de la migración de los fabricantes de pantallas a la tecnología OLED. No obstante, en Susquehanna creen que las expectativas para el segundo semestre del 2016 están sobredimensionadas, incluyendo la influencia de la migración al formato OLED, y por ende afirman que no será hasta el 2017 cuando Applied Materials vuelva a tener un buen año.

La firma ha respondido a los señalamientos con una excelente orientación, que proyecta ventas en un rango entre los 2.370 y los 2.480 millones de dólares, y beneficios muy superiores a los de este periodo. Ambos indicadores se ubican cómodamente por encima de lo calculado por Wall Street.

 
Categorías: Applied Materials | Q4-15