Ruido en el Sistema

19 de Agosto de 2015

Applied Materials insinúa un desplome en sus ventas futuras ante la baja en la fabricación de chips

613 Visitas

Applied Materials ha conseguido completar un trimestre bastante modesto, en el cual sus ventas y sus beneficios registraron crecimiento, si bien este no fue lo suficientemente bueno para satisfacer a los analistas. Además, la orientación de la firma dibuja un panorama muy oscuro como consecuencia de una reducción en el ritmo de fabricación de la industria de semiconductores.

Malas noticias para el fabricante de equipamiento, Applied Materials, que presentó sus resultados trimestrales el pasado jueves 13 de Agosto, anunciando un crecimiento del 9% en sus beneficios -que totalizaron 329 millones de dólares-, y un aumento del 10% en su facturación -que se traduce en 2.490 millones de dólares-, con lo cual ambos indicadores se quedaron bastante cortos frente a las proyecciones de Wall Street. Por esta razón la acción fue castigada durante la siguiente jornada con una caída del 2,40%, dejando el valor del activo en 16,64 dólares, su precio más bajo en el último año y medio.

A pesar de decepcionar a los analistas, las ventas de este trimestre mostraron una tendencia positiva en casi todas sus líneas, con crecimiento en los principales apartados, y una ligera contracción en su negocio más pequeño. Así por ejemplo, la división de Sistemas de Silicio, que aporta un 66% de los ingresos totales, incrementó su recaudación un 11% anual. En esta división, el volumen de órdenes se elevó un 17,8%, impulsado por el incremento en la demanda de chips 3D, que son aquellos procesadores que constan de varias capas de circuitos, en lugar de forzar la miniaturización para insertar más transistores en una sola capa. Se estima que la fabricación de estos chips será el principal factor que conducirá la demanda de equipamiento de Applied Materials en los próximos trimestres, ya que los mismos están siendo utilizados para potenciar a la nueva generación de televisores 4K. Otro elemento que incentivará la demanda de equipos de la marca será la fabricación de memorias DRAM, que de acuerdo con la compañía podría crecer un 20% este año para cumplir con las ordenes de los fabricantes de dispositivos móviles. No obstante, cálculos adicionales proyectan que esta tendencia tendrá una duración muy breve, llegando a extinguirse en 2016.

Entretanto, la división de Servicios Globales Aplicados incrementó su facturación un 17,3%, recaudando el 27% del total facturado en el periodo. Como muchos recordarán, esta unidad ofrece soporte a los equipos que comercializa la firma para la manufactura de semiconductores, y por consiguiente sigue muy de cerca el rendimiento del apartado de Sistemas de Silicio. Por esta razón, dado que la empresa proyecta que la capacidad instalada de fabricación de wafers de silicio será de 150.000 unidades al mes hacia finales de este año, se espera que el crecimiento en la demanda de mantenimiento de equipos se mantenga a la par.

Por su parte, en la línea Display, que hace máquinas y herramientas para la fabricación de pantallas para televisores y equipos electrónicos, las ventas crecieron un 27%, aunque el aporte de este negocio a los ingresos fue un 1% menor que hace un año -apenas 6% del total. Finalmente, la unidad de soluciones ambientales, que proporciona el 1% de la facturación, se contrajo un 62%, reduciendo aún más su influencia en las finanzas de la compañía.

Hasta este punto, las cifras ofrecidas por Applied Materials son muy similares a las de los últimos trimestres, e incluso son lo suficientemente buenas para permitirle a la empresa fijar un nuevo récord en su facturación, superando la cota que alcanzó en el primer periodo del 2015. Sin embargo, su orientación a futuro fue completamente inaceptable para los analistas, pues se ha anunciado que en el mejor escenario posible las ventas del tercer trimestre se mantendrán planas respecto al año previo, si bien lo más probable es que sufran una contracción de hasta un 7%. Esta caída será causada por una reducción en el gasto en equipamiento en las empresas de foundry -tercerización de la fabricación de chips-, las cuales temen que el inventario de semiconductores esté creciendo demasiado, y prefieren introducir recortes para evitar inundar el mercado. Además de esto, Applied Materials ha encontrado que buena parte de sus clientes está reutilizando los equipos, reduciendo por esta vía la necesidad de comprar nuevas máquinas. Asimismo, un actor importantísimo en el segmento de equipos electrónicos, como lo es Apple, ha perturbado el segmento de manufactura de semiconductores al insinuar que rescindirá el contrato de fabricación del procesador A9 que mantiene con Taiwan Semiconductors, para cederlo a otra compañía, la cual se especula que podría ser Samsung.

En este sentido, la única esperanza de Applied Materials para mantenerse en pie en el futuro cercano es que los diseñadores de chips avancen rápidamente en el desarrollo de procesadores de 10 nanómetros para que la producción piloto de los mismos pueda comenzar en 2016.

 
Categorías: Applied Materials | Q2-15