Ruido en el Sistema

10 de Noviembre de 2014

AOL enfrenta turbulencias en su proceso de transición.

368 Visitas

Iniciamos el mes de noviembre con señales contradictorias de parte de la firma de servicios de internet y medios, AOL, la cual presentó su informe de resultados correspondiente al tercer trimestre del año 2014. Dicho informe tuvo como protagonista a las ventas, las cuales aumentaron un 11,7% para un total de 626.8 millones de dólares, ubicándose en línea con las estimaciones hechas por los analistas que preveían ventas de alrededor de 624 millones de dólares.

Las ventas se nutrieron fundamentalmente de un aumento en los ingresos por publicidad global del 18%, lo cual se traduce en 473.4 millones de dólares, cifra que incluye 215.1 millones de dólares generados a partir de la plataforma publicitaria de AOL para terceros. Sin embargo en segmentos como la exhibición de contenido propio, y las búsquedas en su propia red de sitios web, el resultado oscilo entre el terreno neutral y una ligera alza. Por su parte los ingresos por suscripciones al servicio de conexión a internet declinaron un 5% hasta los 153.4 millones, debido a una pérdida de suscriptores de alrededor del 9%. Cabe recordar que AOL se desempeñó en sus orígenes como oferente de conexiones de internet al mercado de consumidores, actividad que brindó reconocimiento a la marca, y de la cual ahora empieza a alejarse por la vía de la diversificación.

Los números anteriores explican el modesto beneficio que obtuvo la empresa, la cual contabilizó 28.5 millones de dólares, monto nada despreciable si se le compara con los magros 2 millones de dólares en beneficios que alcanzó el año previo. No obstante cabe resaltar que la cifra presentada estuvo por debajo de las expectativas de los analistas. El modesto desempeño de la firma puede achacarse a sus esfuerzos por completar la transformación en una marca de medios capaz de producir contenido propio, objetivo que ha alcanzado parcialmente con la creación, hasta la fecha, de alrededor de cuatro docenas de series originales y la consolidación de activos como el Huffington Post y Adapt.tv.

Los analistas concuerdan en que el proceso de transición iniciado por AOL habrá de chocar a futuro con márgenes por plataforma más bajos y numerosos retos para capitalizar la publicidad a gran escala en sus sitios web; esto a pesar de que la firma confía en mantener un alto tráfico en sus múltiples fuentes a medida que la audiencia demanda contenido relacionado con las elecciones presidenciales de 2016, y signa además su fortaleza en su continua “mecanización” de la publicidad, herramienta que ha sido denominada como “publicidad programática” y a través de la cual se oferta la adquisición automatizada de contenido publicitario. El segmento programático, tradicionalmente dominado por Google, continúa atrayendo clientela que desea contratar publicidad a gran escala en páginas web de terceros, razón por la cual se ha convertido junto a la división de producción de contenido, en la piedra angular de la reconversión de actividades de AOL.

En consideración a lo anterior, y a falta de proyecciones de la firma, los analistas estiman que las ventas de AOL para el cuarto trimestre del año se ubiquen en 724.4 millones de dólares, y revisan su precio objetivo de la acción a la baja hasta los 48 dólares, a la espera de que la evolución en las actividades de la empresa acabe por consolidarse.

 
Categorías: AOL | Q3-14