Ruido en el Sistema

19 de Febrero de 2016

Akamai es salvado por su división de cyberseguridad; la compañía vence las expectativas del mercado

1686 Visitas

Akamai ha conseguido vencer las expectativas del mercado en el último trimestre del 2015, pero para sorpresa de todos lo ha logrado gracias a su división de cyberseguridad, que obtuvo una recaudación mayor que el negocio principal de la firma.

Durante años Akamai ha sido considerada en el mercado como el faro que guía a la industria de medios en internet. Su plataforma de distribución de contenido era vista por firmas de análisis como el Deutsche Bank como la mejor posicionada para capitalizar el incremento en el tráfico web; y esta noción salió relativamente bien parada cuando la firma reportó el pasado 10 de Febrero que su facturación se había incrementado un 8% en el último periodo del 2015 -para un total de 580 millones de dólares- y sus beneficios alcanzaron los 124,5 millones de dólares, con lo cual ambos indicadores superaron las expectativas de Wall Street. En respuesta el mercado premió a la firma con la mayor alza en su valor desde mediados de 2012, un 21,2% de ganancia.

Pero cuál sería la sorpresa de los inversores al confirmar que la mayor tajada de los ingresos de Akamai fue recaudada por su división de seguridad informática, una unidad que fue creada recientemente como complemento al negocio principal. Dicho apartado registró un crecimiento del 16%, facturando 286 millones de dólares, siendo su producto mejor vendido las soluciones de cyberseguridad para la nube. Por el contrario, la unidad de distribución de contenido sufrió una contracción del 2% y tuvo que conformarse con ventas por el orden de los 247 millones de dólares. Por suerte para la compañía, la debilidad de su mayor división acabó siendo disimulada por un beneficio tributario que termino de inflar el balance trimestral.

Ahora bien, si hace un par de periodos mencionábamos la ingente inversión que había desplegado la empresa para adecuar su plataforma a un mayor volumen de tráfico, ¿adónde se ido tan ansiada demanda de servicios? Consultado al respecto el director ejecutivo de la compañía, Tom Leighton, afirmó que siguen esperando que el incremento del tráfico ocurra, pero que es muy complicado anticipar cuándo será y por ello solo les queda estar preparados.

Los mayores clientes de Akamai han decidido crear sus propias redes de distribución de contenido.

Los mayores clientes de Akamai han decidido crear sus propias redes de distribución de contenido.

Lo cierto del caso es que Akamai podría quedarse con los crespos hechos, ya que existen diversas señales de que sus principales clientes han decidido establecer sus propias redes de distribución para recortar gastos. Los principales sospechosos de ello son Apple y Facebook, que incidentalmente son también los mayores clientes de Akamai. Así, en un reporte firmado por los analistas de Oppenheimer se dice que estas dos compañías podrían pasar de aportar un 13% de los ingresos de la plataforma de contenido, a un magro 6% este año. Sobre Apple se dice también que el retraso en el lanzamiento de su servicio de streaming es una de las razones que mantiene a Akamai en ascuas.

Adicionalmente también han sido mencionados Microsoft y Google, que representan alrededor del 5% de la facturación de la compañía, y sin embargo habrían exigido recientemente una renegociación de sus contratos para obtener precios más bajos. La directiva ha confirmado esta tendencia, lo cual hace especular que el 2016 podría ser un año turbulento para la empresa. La buena noticia es que este año viene plagado de eventos muy noticiosos como las Olimpiadas de verano en Río y las elecciones presidenciales en los EE.UU., situación que históricamente ha causado aumentos transitorios del tráfico web.

En todo caso, para evitar sobresaltos en su valor la firma ha dispuesto un programa de recompra de acciones que cuenta con un fondo de 1.000 millones de dólares, si bien en atención a su orientación de ventas para el trimestre en curso quizás no se haga necesario recomprar demasiados títulos. Las estimaciones de la firma indican que espera facturar unos 570 millones de dólares este trimestre, cifra que se ubica perfectamente en línea con los cálculos de los analistas, a quienes además ha sorprendido positivamente al proyectar que superará sus expectativas de beneficios. Y si este objetivo se cumple es probable que Akamai tenga que agradecer de nuevo a quienes están a cargo de su división de seguridad informática.

 
Categorías: Akamai | Q4-15